¿Una dieta frutariana representa algún peligro?

Una dieta frutariana incluye solo alimentos de origen vegetal que puedas comer sin dañar a la planta. Las opciones de alimentos incluyen la fruta, la lechuga y otras verduras de hoja, los pepinos, el calabacín, los frutos secos y las semillas. Este tipo de dieta puede ayudarte a perder peso, pero no es adecuada nutricionalmente y te arriesgas a desarrollar problemas de salud si sigues una dieta frutariana durante un largo tiempo.

Huesos débiles

Puedes tener problemas para obtener el calcio y la vitamina D que necesitas para tener unos huesos fuertes. Una dieta frutariana excluye las fuentes comunes de calcio tales como la leche, el yogur, el queso y los cereales fortificados. Tu piel también puede ser capaz de fabricar la vitamina D que necesitas cuando te expongas al sol, pero si no sales mucho o siempre utilizas bloqueador solar, si eres un adulto mayor o si tienes piel oscura, es posible que tengas que obtener la vitamina D a partir de tu dieta. Las fuentes alimenticias comunes incluyen los pescados grasosos y la leche fortificada, los cuales no forma parte de una dieta frutariana.

Deficiencia de vitamina B-12

Si no tomas un suplemento dietario ni comes alimentos fortificados, desarrollarás una deficiencia de vitamina B-12 si sigues una dieta frutariana. Las únicas fuentes naturales de vitamina B-12 son los alimentos de origen animal, de acuerdo al Linus Pauling Institute Micronutrient Information Center. Los ejemplos incluyen los productos lácteos, la carne de res, aves y pescado, los huevos y los mariscos. Una deficiencia de vitamina B-12 conlleva a la anemia megaloblástica, o glóbulos rojos inmaduros, y a síntomas neurológicos, tales como el cosquilleo en las piernas.

Anemia por deficiencia de hierro

Una dieta frutariana puede incrementar tu riesgo de padecer anemia por deficiencia de hierro, la cual conduce a síntomas de fatiga, debilidad y susceptibilidad a las infecciones. La espinaca y otros vegetales de hojas son alimentos frutarianos que proveen hierro, pero cuando dicho elemento proviene de fuentes vegetales se encuentra en forma no hemo, la cual es difícil de absorber, de acuerdo al Linus Pauling Institute Micronutrient Information Center. El hierro hemo, como el que se encuentra en la carne y otros alimentos de origen animal, resulta más fácil de absorber para tu cuerpo. Las mujeres en edad reproductiva y las adolescentes se encuentran entre los grupos con alto riesgo de sufrir deficiencia de hierro.

Problemas psicológicos

Uno de los peligros de una dieta frutariana es que puede afectar tu vida social, puesto que no estarás en capacidad de consumir comidas comunes con tus amigos y familia. Ésta también puede conllevar a antojos y obsesiones alimenticias. "Go Ask Alice!" sugiere analizar detenidamente las razones para convertirte en frutariano y abordar cualquier problema alimenticio que puedas tener. Si sientes que tienes que perder peso, habla con un profesional de la salud que pueda aconsejarte sobre planes de dieta saludables y una imagen corporal positiva.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie stein | Traducido por jhonatan saldarriaga