Dieta para el extreñimiento crónico

Aproximadamente el 15 por ciento de los americanos sufren de estreñimiento, una condición caracterizada por heces secas y duras o menos de tres movimientos intestinales por semana, de acuerdo al National Digestive Information Clearinghpuse. Debido a que esto afecta a muchas personas, el estreñimiento se describe como una de las molestias gastrointestinales más comunes en los Estados Unidos. Aunque puedes tener estreñimiento por muchas razones, la clínica de Cleveland identifica la falta de fibra en la dieta y las interrupciones en un horario de dieta normal como las principales causas de estreñimiento.

Aumenta tu fibra


Incrementa la fibra a través de las frutas.

La fibra es tu primera línea en tu defensa contra el estreñimiento. La fibra da forma a las heces. Las ablanda, haciendo que sea más sencillo su paso por el colon. Aunque la fibra es tan importante para un sistema digestivo saludable, el americano promedio consume entre 10 y 15 gramos de fibra cada día, cerca de la mitad de la cantidad recomendada de 20 a 35 gramos. Si sufres de estreñimiento crónico, incrementa gradualmente tu ingesta de fibra incluyendo en tu dieta alimentos ricos en fibra como frijoles, cereal de salvado, trigo triturado, peras, manzanas, frambuesas, ciruelas, brócoli, batatas, guisantes y espinacas. Incrementa tu ingesta de fibra gradualmente para evitar desagradables efectos secundarios como inflamación y gases. Aunque los suplementos te dan fibra, no contienen vitaminas vitales y minerales que los alimentos ricos en fibra te ofrecen, así que no debes confiar en ellos para cumplir tus necesidades de fibra.

Termina con el paquete


Evita comer helado.

En ésta área de conveniencia, muchos americanos confían en la conveniencia de los alimentos procesados y empaquetados. El proceso de refinamiento usado para hacer estos alimentos de conveniencia remueve gran parte de la fibra natural. Esto te deja con algo que es alto en carbohidratos pero que carece de la fibra que te ayude a mover los intestinos. Así que limita los alimentos empaquetados y procesados y los que contienen poca o ninguna fibra natural, como el helado y el queso.

De abajo hacia arriba


Toma suficiente agua.

Cuando se trata de aliviar el estreñimiento crónico, lo que bebes es tan importante como lo que comes. La clínica de Cleveland recomienda tomar dos a cuatro vasos de agua adicionales por día, para un total de 10 a 12 vasos de 8 onzas. Tomar agua tibia o té herbal con limón, especialmente en la mañana, puede ayudar también a que las cosas se muevan. Evita las bebidas que contengan cafeína, como el café y el refresco, las cuales pueden deshidratarte y empeorar el estreñimiento. La leche puede causar estreñimiento en algunas personas, así que es mejor evitarla.

Opta por el omega 3


Come salmón para obtener grasas omega 3.

Las grasas omega 3 ayudan a lubricar el intestino, proporcionando una superficie suave y facilitando el paso de las heces. El consumo regular de omega 3 puede ayudar a reducir el estreñimiento crónico. Las fuentes dietéticas de omega 3 incluyen el salmón, el atún, el mero, el aceite de nuez, el aceite de cáñamo y el de linaza. También puedes obtener una dosis alta de omega 3 mediante el pescado o suplementos de aceite de pescado, pero habla con tu doctor antes de comenzar un nuevo régimen de suplementos.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por esther guerrero