Dieta para el esófago de Barrett

El esófago de Barrett es un cambio en el tejido que recubre la parte inferior del esófago, por lo general como resultado de un daño repetitivo en su interior. La principal causa es la enfermedad de reflujo gastroesofágico de larga data, o ERGE. Los cambios en los tejidos pueden ser precursores del cáncer del esófago inferior, llamado adenocarcinoma. Las pautas dietéticas para el esófago de Barrett son similares a las de la ERGE o acidez crónica.

Directrices básicas

De acuerdo con el sitio web GI Care, las directrices de la dieta para el esófago de Barrett tienen sólo unas pocas modificaciones y limitaciones sobre una dieta normal y saludable. Debes elegir entre una amplia variedad de alimentos saludables como cereales integrales, productos lácteos descremados, frutas y verduras y aves de corral y pescado. El consumo de alimentos magros, ricos en proteínas puede ayudar a fortalecer los músculos de la válvula esofágica. Una dieta saludable cumple la norma recomendada dietética, o ingesta diaria recomendada, para la mayoría de los nutrientes.

Límite

Algunos alimentos molestan a algunas personas con esófago de Barrett, pero no otros. Los alimentos que tienen el potencial de aumentar la producción de ácido y pueden inflamar la parte inferior del esófago incluyen jugos y frutas cítricas, como la naranja, el tomate, la toronja y la piña, los alimentos picantes o ácidos, y el té. Mantener un diario de alimentos y/o síntomas puede ser útil para identificar los alimentos que causan problemas.

Evitar

Evita los alimentos que aumentan la producción de ácido. Los más comunes son los alimentos y bebidas que contienen menta verde o menta, chocolate y alcohol. Evita el café con cafeína y descafeinado, ya que aumenta la secreción de ácido. Según Jennifer Rackley, RD, otros alimentos que debes evitar son aquellos que son altos en grasa, tales como los alimentos fritos, productos lácteos enteros, aceites, sopas crema u otros alimentos cremosos. Las bebidas carbonatadas, como los refrescos, también pueden causar problemas adicionales.

Consideraciones para la noche

El consumo de grandes comidas pesadas, especialmente antes de dormir, puede causar acumulación de ácidos y molestias durante toda la noche, según el sitio web Cancernet. Si tienes esófago de Barrett, da un paseo después de la cena o simplemente permanece de pie durante dos horas antes de acostarte y eleva ligeramente la cabecera en la cama, lo que puede ayudar a mantener el ácido en el estómago. Utiliza bloques de 4 a 6 pulgadas (10,16 a 15,24 cm) o un soporte de cuña para elevar la cabecera de la cama.

Otros

Las personas con sobrepeso tienden a tener más problemas con el exceso de ácido en el estómago y el reflujo o acidez estomacal. Llevar exceso de peso, especialmente alrededor de la sección media, es lo más problemático. Bajar de peso puede ayudar a reducir la incidencia o intensidad de la acumulación de ácido. Si has recortado ciertos alimentos o grupos de alimentos, habla con tu médico o nutricionista para saber si necesitas tomar suplementos de vitaminas y minerales.

Más galerías de fotos



Escrito por michele turcotte, ms, rd | Traducido por barbara obregon