Dieta equilibrada para niños en crecimiento

La primera vez que llevas a tu bebé pequeño del hospital a la casa, parece imposible que va a llegar a ser un adulto sano y fuerte algún día. Para hacer posible ese crecimiento, tu hijo necesita los nutrientes adecuados que se encuentran en una dieta bien balanceada. Fomenta las opciones de alimentos saludables y limita el azúcar, la sal y el exceso de grasa para ayudar a facilitar la transición de tu hijo a convertirse en un saludable y feliz adulto.

Está pendiente en las calorías

No es una gran idea para tu hijo contar las calorías, pero como un padre, debes tener una idea general de la cantidad de calorías que tu hijo consume cada día. El número total de calorías que necesita depende del sexo del niño, edad y nivel de actividad física. Los niños activos de entre 2 y 3 años necesitan de 1.000 a 1.400 calorías, mientras que de 4 a 8 años necesitan 1.200 a 2.000, dependiendo de su nivel de actividad. Los niños preadolescentes necesitan 1.600 a 2.600 calorías al día. Aunque las niñas pequeñas necesitan la misma cantidad de calorías que los niños (1.000 a 1.400 calorías por día) sus necesidades son menores en edades de 4 a 8, cuando necesitan entre 1.200 y 1.800 calorías al día y en las edades de 9 a 13, necesitan entre 1.400 y 2.200 calorías al día.

Considera el tamaño de las porciones

El concepto de una dieta bien equilibrada para los niños no difiere mucho de la que tú debes comer como un adulto sano; simplemente necesitan menos raciones y porciones más pequeñas. Tu niño pequeño debe ser alentado a comer dos porciones de cada una de las frutas y verduras al día, junto con cuatro porciones de granos integrales, como panes multicereales o pan de trigo integral como parte de un sándwich. También necesitan tres porciones de productos lácteos, como la leche o el yogur. Ofrece una variedad de proteínas, como pollo, pescado, frijoles y lentejas, para compensar dos porciones al día. Una vez que el niño alcance la edad escolar, aumenta su producción de consumo de tres a cinco porciones de verduras al día y de dos a cuatro porciones de fruta. También necesitan más granos enteros (de seis a 11 porciones de aproximadamente media taza cada una) y dos a tres porciones de proteína. El consumo de lácteos debe ser en promedio de dos a tres porciones al día de la variedad baja en grasa.

Alimentos a limitar

Aunque una dieta bien balanceada sigue el principio de "todo con moderación", ciertos alimentos o nutrientes deben reducirse al mínimo. Por ejemplo, los niños se vuelven locos por el postre, pero los azúcares añadidos que se encuentran en los refrescos endulzados con azúcar y jugos, helados, dulces y otras golosinas deben limitarse para ayudar a prevenir las caries y aumento de peso. El sodio también debe mantenerse a un mínimo. Los niños de 3 años o menos deben consumir menos de 1.500 miligramos al día, mientras que los de 4 a 8 años deben limitar a 1.900 miligramos diarios. De 9 a 13 años de edad, no les des por encima de 2.200 miligramos al día. Como padre, puedes ayudar a limitar el consumo de sal cocinando alimentos en casa usando el menor número de ingredientes procesados ​​como sea posible y que ofreciendo aperitivos sin sal como frutas y verduras en lugar de frutos secos o galletas saladas.

Lidiando con niños caprichosos

Es difícil hacer que tu hijo en crecimiento coma una dieta bien balanceada si se niega a comer alimentos saludables como verduras o proteínas magras. La clave para hacer frente a los más caprichosos es aceptar su negativa, pero continua ofreciendo alimentos saludables hasta que estén dispuestos a probarlos. Según HelpGuide.org, puede tomar a los niños de ocho a 10 ofrecimientos de un nuevo alimento antes de que lo acepten fácilmente. Se un buen modelo a seguir comiendo un montón de alimentos sanos tu mismo, y deja a los hijos escoger y preparar las comidas; sera más probable que quieran comer la comida que estaban seleccionando.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por roberto garcia de quevedo