Dieta para los enfermos de gastritis

Todo el mundo experimenta malestar estomacal o un poco de dolor de estómago de vez en cuando, pero si experimentas los siguientes síntomas con frecuencia, es posible que tengas gastritis. La gastritis consiste en una inflación constante del revestimiento del estómago. La inflamación causa dolor de estómago e indigestión, ardor, hipo, náuseas, vómitos, distensión abdominal, pérdida de apetito y heces oscuras. El tratamiento para la gastritis depende de las causas que la originan, pero siguiendo algunas reglas en la alimentación puedes aliviar los síntomas.

Los flavonoides son tus amigos


Las bayas contienen flavonoides.

La mayoría de casos de gastritis crónica no erosiva son causados por una bacteria llamada helicobacter pylori. La cual irrita el revestimiento del estómago causando inflamación, irritación y otros síntomas resultantes de la gastritis. Los flavonoides pueden inhibir el crecimiento de esta bacteria, reduciendo así la inflamación y proporcionando alivio, señala la University of Maryland Medical Center. Un estudio publicado en "Planta Medica" en 1999 encontró que un determinado flavonoide llamado ponciretin combate eficazmente a dicha bacteria. Una abundancia de flavonoides se encuentra en bayas, uvas, manzanas, naranjas, toronjas, limones, col rizada, brócoli, perejil, tomillo, apio y legumbres, además del chocolate, el vino tinto y blanco, así como en los tés verde y negro.

Aumenta el consumo de fibra


Bebe abundante agua cada día.

La University of Maryland Medical Center señala que una dieta rica en fibra favorece la salud de los pacientes con gastritis. Las mujeres necesitan por lo menos 25 gramos de fibra al día, mientras que los hombres deben consumir un poco más, por lo menos 38 gramos al día. Satisface tus necesidades de fibra mediante el consumo de muchas frutas, verduras, granos enteros y frijoles. Si no estás acostumbrado a comer mucha fibra, aumenta tu consumo de forma gradual. Esto disminuirá posibles efectos secundarios indeseables como gases, distensión abdominal, flatulencia y calambres abdominales. Al aumentar el consumo de fibra, aumenta también el consumo de agua.

Abandona la grasa


De preferencia, come frutas y verduras frescas.

Los alimentos con altos contenidos de grasas pueden aumentar la inflamación del revestimiento del estómago, lo que agrava los síntomas de la gastritis. Evita los alimentos ricos en grasa como todo aquello que ha sido frito, el tocino, las pizzas, las hamburguesas, la mantequilla, el chocolate, el queso y los embutidos. Haz hincapié en una dieta rica en frutas, verduras y proteína magra.

El tiempo es todo


Después de la ingésta de alimentos, deja pasar 2 horas antes ir a la cama.

Para aliviar la gastritis no sólo es importante lo que tú comes, sino que además debes poner atención en cuándo y cómo lo comes. El sitio web Drugs.com recomienda hacer pequeñas comidas con frecuencia a lo largo del día, en lugar de pocas comidas abundantes. El estómago tolera mejor las comidas pequeñas, reduciendo así la cantidad y gravedad de los síntomas. No ingieras ningún alimento por lo menos dos horas antes de acostarte. Esto le da tiempo a tu cuerpo de digerir la comida antes de acostarte.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por xochitl gutierrez cervantes