Dieta para la enfermedad renal poliquística

La enfermedad renal poliquística dista mucho de la condena a muerte que podrías temer. 24.828 de 527.283 americanos tratados por la enfermedad renal terminal en 2007 tenían enfermedad poliquística, según el informe anual 2009 del U.S. Renal Data System. El Merck Manual explica que la mayoría de los pacientes no necesitan diálisis o trasplante durante la infancia. Si disminuye la función renal del paciente, la dieta puede ayudar a prevenir algunos de los síntomas de la insuficiencia renal.

PKD

La Clínica Mayo explica que los pacientes con enfermedad poliquística renal, PKD, tienen racimos de quistes no cancerosos en sus riñones. Existen dos tipos de PKD: PKD autosómica recesiva, ARPKD y PKD autosómica dominante, ADPKD. Independientemente del tipo, los quistes eventualmente se vuelven tan malos que los riñones son menos capaces de funcionar. La Clínica Mayo informa que la mitad de los pacientes que llegan a los 60 años experimentan falla renal. Esto aumenta al 85% en los pacientes que llegan a los 70 años. La dieta es un elemento importante en el tratamiento de la insuficiencia renal.

Limitaciones

The National Kidney Foundation explica que "ninguna dieta específica es conocida para prevenir el desarrollo de los quistes". Además, la dieta baja en proteínas habitual que ayuda a retardar la progresión de la enfermedad crónica en otros pacientes renales no tiene ningún beneficio comprobado para las personas con poliquistosis renal. Mientras que la dieta puede tener poco valor preventivo, minimiza los síntomas de la insuficiencia renal cuando la función renal empieza a declinar.

Potasio y fósforo

Los riñones sanos regulan los niveles de potasio y fósforo en la sangre. Cuando la función del riñón disminuye, es menos capaz de regular estos niveles y el potasio sérico y los niveles de fósforo del suero se vuelven a menudo elevados. Los nefrólogos recomiendan dietas bajas en potasio y en fósforo para contrarrestar los altos niveles del suero de estos minerales. Si tienes PKD, tu nefrólogo puede recomendarte si es necesario la restricción de potasio y fósforo y cuánto de estos minerales puedes comer sin peligro.

Elecciones de alimentos

Los alimentos ricos en potasio como la calabaza bellota, patatas, tomates, brócoli, jugo de naranja, lentejas (lentils) y otras legumbres deben consumirse muy escasamente. Las opciones más saludables incluyen hongos (mushrooms), cebollas y pimientos (peppers) verdes porque son alimentos bajos en potasio. Los alimentos ricos en fósforo como leche, carnes de órganos, cerveza, chocolate y bebidas cola deben evitarse si los niveles de fósforo son altos. Los médicos pueden prescribir aglutinantes del fósforo, un tipo de medicamento que se une al fósforo y provoca su excreción.

Más galerías de fotos



Escrito por shelly morgan | Traducido por marcela carniglia