Dieta para la enfermedad renal en la etapa 2

Una vez que tus riñones se dañan, por lo general siguen empeorando durante un período de tiempo. Debido a esto, la enfermedad renal se clasifica en etapas, desde la 1 a la 5. La etapa 2 se caracteriza por una función renal moderadamente reducida y pruebas de laboratorio anormales que indican enfermedad renal. Si estás en la fase 2 de la enfermedad renal, seguir la dieta adecuada puede ayudar a retrasar la progresión de dicha enfermedad.

Proteína

La urea es un producto de desecho que se acumula en la sangre a partir del consumo de proteína. Los riñones sanos pueden eliminarla y sin complicaciones, pero los riñones enfermos tienen dificultades para filtrar la urea de la sangre. Debido a esto, demasiada proteína puede empeorar la enfermedad renal, pero muy poca proteína puede ser perjudicial. Edinburgh Renal Unit señala que el consumo moderado de proteína, o 0,6 a 0,7 g por kilogramo de peso corporal, es mejor para aquellos con enfermedad renal crónica.

Minerales

Cuando tienes la etapa 2 la enfermedad renal, es importante controlar la ingesta de sodio minerales y potasio. El exceso de sodio en la dieta provoca que tu cuerpo retenga agua, lo que puede aumentar tu presión arterial. La presión arterial alta pone tensión en los riñones, lo cual puede empeorar la función renal. Los riñones enfermos tienen problemas para eliminar el potasio de la sangre. Debido a esto, el consumo excesivo de potasio puede causar exceso de estrés en los riñones y causar que se acumulen los niveles de potasio en la sangre. El exceso de potasio en la sangre puede causar ritmos anormales del corazón y puede causar un ataque cardíaco.

Restricción de fluidos

Por lo general, la restricción de líquidos sólo se recomienda para los pacientes en las últimas etapas de la enfermedad renal. Si tienes una enfermedad renal y no produces cantidades adecuadas de orina, o si tienes un problema con la sobrecarga de líquidos, es posible que debas restringir tu ingesta de líquidos incluso en las primeras etapas de la enfermedad renal. Trabaja con un dietista para determinar si una restricción de líquidos es necesaria para ti en la etapa 2 de la enfermedad.

Consideraciones

Edinburgh Renal Unit señala que es muy importante que evites una sobre alimentación. La ingesta apropiada de calorías y proteínas es vital para mantener tu salud en general, y no comer lo suficiente puede en realidad empeorar la enfermedad renal. Un dietista puede ayudarte a diseñar un plan de alimentación que te proporcione todos los nutrientes que necesitas para mantener tu salud y evitar los alimentos que puedan empeorar la enfermedad renal. También es importante tener en cuenta que las recomendaciones dietéticas pueden cambiar con el tiempo y con la condición de tu enfermedad renal. Trabaja en estrecha colaboración con tu médico y nutricionista para controlar la función renal y realizar los cambios necesarios.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por martín giovana