Dieta antes de un enema de bario

Un enema de bario es un diagnóstico por imágenes utilizado para visualizar las paredes del colon y recto. Por lo general, este análisis se realiza cuando se sospecha de la existencia de una enfermedad intestinal, como el síndrome de colon irritable o colitis. El colon debe estar limpio y vacío antes del procedimiento, lo que se logra con la ayuda de laxantes. Consulta con un médico si tienes alguna pregunta respecto del enema de bario o de la dieta que debes seguir para prepararte para el enema. Los enemas de bario se suelen programar para las horas de la mañana.

Día previo al enema

Debes seguir una dieta de líquidos durante las 24 horas previas al enema de bario. Los líquidos incluyen jugo de manzana, agua, té sin nada, café negro, caldo y gelatina de cualquier color excepto la roja. La gelatina roja tiene el potencial de temporalmente manchar las paredes del colon de color rojo, lo que le daría a tu médico la impresión de que sufres de hemorragias gastrointestinales. Puedes comenzar a sentirte hambriento o mareado varias horas luego de comenzar la dieta de líquidos. Si esto ocurre, toma jugo de manzana o come gelatina. Consulta con un médico si el mareo se incrementa o no disminuye.

Entre las 10 de la mañana y la medianoche de la noche previa al enema

Bebe 32 onzas (900 ml) de agua en cualquier momento entre las 10 de la mañana y 5 de la tarde del día previo al enema de bario. Toma una botella fría de citrato de magnesio de 10 onzas (290 ml) y toma dos comprimidos biscodyl a la 1 de la tarde. Puedes comprar estos artículos en una farmacia. Toma 8 onzas (230 ml) adicionales de agua y toma dos comprimidos más de biscodyl a las 5 de la tarde. No comas más gelatina o tomes más bebidas luego de la media noche.

Mañana antes del enema

Toma los medicamentos por la mañana que puedes tomar con un estómago vacío con un poco de agua. Trae contigo los medicamentos que debes tomar con comida o con leche al centro de estudios a fines de que puedas tomarlos inmediatamente luego del enema de bario. Haz que alguien te lleve al centro de estudios, ya que puedes sufrir mareos como resultado de la dieta de líquidos.

Consideraciones

Averigua respecto de tus necesidades dietarias con el médico si no puedes seguir la dieta previa al procedimiento para el enema de bario. Una dieta de líquidos no es adecuada para todas las personas y puede ser particularmente inadecuada para ti si sufres de hipoglucemia. Planea quedarte en casa la tarde y noche anteriores al enema de bario. Los laxantes provocarán varias evacuaciones intestinales a lo largo del día.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh wittman | Traducido por florencia prieto