Dieta y ejercicio para la osteoartritis

La osteoartritis es la forma más común de artritis, según lo informado por la Clínica Mayo. El cartílago en las articulaciones de manos, rodillas, caderas, cuello y espalda baja comienza a desgastarse con el tiempo. Aunque no existe cura para la osteoartritis, puedes incluir ciertos alimentos en tu dieta para disminuir la inflamación. También puedes practicar ciertos tipos de ejercicio para reducir los efectos de la osteoartritis. Informa a tu médico antes de realizar cualquier cambio en tu dieta o comenzar un régimen de ejercicio.

Proteínas

Incluir el tipo correcto de carne en tu dieta es importante para ayudar a disminuir la inflamación. Disfruta de carnes y mariscos bajos en grasas saturadas y grasas trans. Come pescados que sea ricos en ácidos grasos omega-3. El Centro Médico de la Universidad de Maryland informa que las dietas ricas en ácidos grasos omega-3 han demostrado reducir la rigidez y aliviar el dolor en las articulaciones. Disfruta de pescado salmón, sardinas y arenque en porciones de 4 onzas (113 g), dos a seis veces por semana. El pollo es una carne magra y puede ser una parte de tu dieta, pero tienes que quitar la piel primero. Debes consumir 3 onzas (85 g) de carne de ave una o dos veces por semana.

Frutas, verduras y granos enteros

Adquiere una amplia gama de colores al seleccionar frutas y verduras. Según "Artritis Today", los antioxidantes y fitoquímicos en el producto pueden ayudar a reducir la inflamación en las articulaciones causada por la osteoartritis. Come tres o cuatro porciones de media taza de fruta cada día. Incluye las bayas, granada, melocotones, ciruelas y uvas para maximizar los beneficios. Debes consumir cuatro a seis porciones de media taza de verduras cada día, según "My pyramid". Brócoli, zanahorias, remolacha, guisantes y calabaza están lleno de antioxidantes. Los granos enteros también tienen efectos antiinflamatorios porque toman más tiempo en digerirse y no aumentan tus niveles de azúcar en la sangre. Disfruta de arroz integral, arroz salvaje, quinoa, cebada y avena entera.

Ejercicios de fortalecimiento

Los ejercicios de fortalecimiento son importantes para construir el músculo y mantener los huesos fuertes. El Instituto Nacional de Artritis y Lesiones Músculo-esqueléticas y Enfermedades de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés) recomienda fortalecerte para apoyar a las articulaciones afectadas por la osteoartritis. Usa bandas de resistencia mientras estas sentado en una silla o haz algunos levantamientos de pesas de 3 libras (1,3 kg). Esto construye músculo y tiene un bajo impacto en las articulaciones.

Bajo impacto cardiovascular

El ejercicio cardiovascular es importante para tu salud cardiovascular, pero puede ser difícil que puedas hacerlo mientras sufres de osteoartritis. NIAMS recomienda caminar al aire libre o en una cinta rodante. Si esto causa dolor para ti, únete a una clase de aeróbicos de agua. Un instructor educado puede mostrarte cómo hacer ejercicio en una piscina para maximizar tu entrenamiento cardio, minimizando la tensión en las articulaciones. También podrás disfrutar nadando vueltas, que es una manera poderosa para que corra la sangre.

Estiramiento

El estiramiento lento es importante para mantener las articulaciones flojas. La Clínica Mayo reporta que ejercicios de bajo impacto, tal como el tai chi, son beneficiosos para la flexibilidad. La técnica y movimiento lento son los principales aspectos de este ejercicio. El tai chi es una forma segura y barata para que puedas hacer algo de ejercicio y mantenerte flexible. Puedes comprar DVDs para ejercer en el hogar o unirte a una clase.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por paulina illanes amenábar