Dieta después de una frenectomía

Una frenectomía es un procedimiento de cirugía oral en el que una banda de tejido llamada frenillo es cortado. Esto se hace cuando un frenillo constriñe demasiado el movimiento de los labios o la lengua. El procedimiento simple a menudo se completa en 15 minutos bajo anestesia local. Tu dentista puede aconsejarte evitar ciertos alimentos durante un corto tiempo, después del procedimiento.

Marco temporal


Te recuperas mientras duermes.

El tiempo de recuperación generalmente es de 24 horas. Durante este tiempo, tu dentista puede aconsejarte seguir una dieta blanda. Después del período de recuperación inicial no tendrás más restricciones. La cirugía se puede realizar en tu frenillo lingual o labial. Tu frenillo lingual conecta tu lengua al piso de tu boca, y el frenillo labial conecta el labio a las encías en frente de tus dientes.

Alimentos blandos


Batido de arándanos.

Una dieta blanda consiste en alimentos que son fáciles de masticar y tragar. Puedes consumirlos molidos, hechos puré, picados y húmedos. Los alimentos con almidón que se recomiendan son: el arroz cocido y el cereal, los macarrones, panecillos dulces y panecillos ingleses (rolls y muffins), pan blando y tortillas. Las frutas y verduras incluyen puré de manzana, jugo de frutas o de verduras, cubos de melón suaves, puré de patatas sin piel, aguacate y bananas maduras. Las opciones de lácteos incluyen salsas de queso, requesón, leche, batidos, helados y yogur suave sin frutas. Las proteínas incluyen el pescado hojaldrado, huevos poco cocidos, sopas, queso de soja y las legumbres bien cocidas y ligeramente molidas.

Consejos


Procesador de alimentos.

Mezclar o moler los alimentos en un procesador hace que sea más fácil seguir una dieta blanda durante tu recuperación de una frenectomía. Mezcla las carnes y verduras con salsa o caldo para humedecerlas y hacerlas lo suficientemente suaves para comer. Cuando mezcles las frutas, también agrega un poco de jugo de fruta. Sigue la guía de tu dentista cuando se trata de la consistencia de los alimentos que consumes.

Alimentos que debes evitar


Evita las palomitas de maíz.

Evita los alimentos que sean difíciles de masticar y tragar durante el período de recuperación. Estos incluyen palomitas de maíz, maíz o papas fritas, frutos secos y galletas crujientes. Asimismo, omite el pan de centeno con semillas, cereales de grano entero secos o gruesos, y los pasteles y panes con semillas de lino o nueces. Saltea las judías verdes, los frutos secos, bayas, carne dura como la carne seca, cubos o rodajas de queso, mantequilla de maní, yogur o helado que contenga trozos de fruta.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por barbara obregon