Dieta después de una cirugía de fístula anal

Las fístulas anales son lesiones dolorosas, pero poco comunes, que se desarrollan con mayor frecuencia en las personas con trastornos intestinales crónicos, como la enfermedad de Crohn, y suelen requerir de cirugía para sanar. Una fístula anal forma un canal anormal entre el canal anal y la piel cerca del ano, a menudo después de una infección intestinal o absceso en el ano. La cirugía para drenar el absceso, llamado fistulotomía, permite que la infección se cure y que el canal anormal cierre. Después de una fistulotomía anal, una dieta adecuada puede ayudar a prevenir complicaciones.

Efectos después de la cirugía

Puedes experimentar dolor de leve a moderado durante un máximo de una semana después de un fistulotomía. Si sientes dolor, es posible que trates de evitar las evacuaciones de heces, que puede conducir al estreñimiento más grave. Mantener heces blandas y voluminosas les ayuda a moverse fácilmente a través del tracto gastrointestinal. Los medicamentos para el dolor utilizados después de la cirugía también pueden tener efectos de estreñimiento. Tu médico también puede prescribir laxantes o ablandadores fecales después de la cirugía.

Dieta alta en fibra

Seguir una dieta rica en fibra después de la cirugía solidifica las heces y las mantiene suaves llevando agua a las heces por el intestino. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas y verduras, así como los granos enteros. Come cuatro porciones de frutas y verduras y cuatro raciones de cereales y otros granos integrales para prevenir el estreñimiento. Mantener la piel en las frutas y verduras proporciona fibra extra. La fibra en el trigo y el salvado de avena puede ser más eficaz en la prevención de estreñimiento que las frutas y verduras. Trata de incluir por lo menos 20 g de fibra, si eres mujer y de 30 a 35 g, si eres hombre.

Líquidos

Debes aumentar tu ingesta de líquidos al aumentar tu consumo de fibra, o las heces pueden llegar a ser grandes y duras. La obstrucción intestinal, una complicación potencialmente grave, puede ocurrir si las heces no pueden pasar. Bebe por lo menos de ocho a diez vasos de 8 oz. de líquido durante el día para mantener las heces fecales suaves. Evita las bebidas que contienen cafeína, que pueden empeorar el estreñimiento, ya que la cafeína tiene un efecto deshidratante.

Consideraciones

Si presentas estreñimiento después de la cirugía, puedes fácilmente desgarrar una fisura anal. La recuperación completa puede tardar varias semanas, así que procura mantener las heces fecales suaves. Las fisuras anales también pueden reaparecer, por lo que mantén los alimentos ricos en fibra y el exceso de líquido en tu dieta normal. El aumento del dolor y el sangrado rectal puede indicar una nueva fisura. Aumenta el consumo de fibra lentamente o podrías desarrollar distensión abdominal incómoda y gas.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por georgina velázquez