Dieta de desintoxicación para detectar alergias alimentarias

Si notas que cada vez que comes algo en específico, desarrollas síntomas desagradables, es posible que tengas una alergia alimentaria. La realización de una dieta de desintoxicación puede ayudarte a identificar y a confirmar las reacciones alérgicas relacionadas con toda clase de alimentos. Antes de realizar este tipo de dieta, habla con tu médico familiar o especialista en alergias. Considera que dicho método no está destinado a diagnosticar una afección médica, sino que se utiliza como herramienta para tener un mejor control sobre los alimentos que están provocando reacciones adversas.

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias son una condición médica seria que podrían causar complicaciones severas si no se tratan adecuadamente. Una reacción alérgica a un alimento ocurre cuando tu sistema inmune confunde las proteínas en la comida con una sustancia peligrosa. Pese a que las proteínas son seguras, el cuerpo reacciona como si fuera objeto de un ataque mediante la creación de anticuerpos de inmunoglobulina E, que desencadenan la producción de otras sustancias químicas en tu sistema para protegerse. Estos productos provocan la inflamación de ciertos tejidos blandos, lo que deriva en los síntomas comunes de las alergias como son erupciones cutáneas, congestión nasal y complicaciones digestivas.

Identificación

Identificar los alimentos sospechosos de provocar reacciones alérgicas es el primer paso en una dieta de desintoxicación. Lleva un diario de todo lo que comes, cuánto comes y de la forma en que afecta a tu cuerpo. Algunos alimentos como la leche, son difíciles de identificar, ya que pueden ser ingredientes de varios alimentos. Después de dos semanas, discute tus hallazgos con el médico para determinar qué alimentos necesitas eliminar de tu dieta.

La desintoxicación

Durante dos semanas, recorta los alimentos de tu dieta que tú y tu médico decidieron, son potenciales generadores de alergias. Ten en cuenta que estos deben ser completamente eliminados de tu dieta. Preparar tu propia comida es la forma más efectiva de garantizar que no ingerirás de forma accidental algún alimento que te haga daño. Por ejemplo, las proteínas de trigo se suelen encontrar en los panes, los productos horneados, las papas fritas, las galletas, la salsa de tomate, los helados y los aderezos para ensaladas. Continua llevando un diario que registre cómo tu cuerpo reacciona durante los días en los que estás realizando la dieta de desintoxicación. Algunos síntomas pueden empeorar antes de que desaparezcan.

El reto

Desafiar a los resultados de la dieta de desintoxicación es un paso esencial en la confirmación de los alimentos que te son problemáticos. Al finalizar las dos semanas, vuelve a introducir uno de los alimentos que eliminaste antes. Mantén un registro bien documentado de lo que comiste, de cuánto tomaste y de cómo afectó a tu cuerpo. Retira los alimentos de nuevo al final de esa jornada y espera tres días. Después de este plazo, reintroduce otra comida y documenta los resultados. La razón de retirar el alimento nuevamente es la de mantener aislados todos los posibles alérgenos de tu dieta a medida que vuelves a introducir un determinado alimento para desafiar los resultados iniciales. Una vez que el período de desafío de la dieta ha llegado a su conclusión, podrás consumir libremente los alimentos que no te causaron ninguna reacción adversa.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por pei pei