Dieta del fisicoculturista

Las dietas del fisicoculturismo pueden ser muy complicadas. De hecho, casi todos los fisicoculturistas que compiten te dará diferentes respuestas en cuanto a la mejor manera de lograr ese aspecto. Mientras que cada cuerpo opera con las mismas reglas metabólicas básicas, cada uno de ellos también difiere en términos de tasa de bioquímica y metabólica. Es importante experimentar con diferentes proporciones de macronutrientes, las cantidades de proteínas, carbohidratos y grasas, así como diferentes alimentos.

Lo esencial

Los autores de "Xtreme Lean", Jonathan Lawson y Steve Holman recomiendan reducir tus calorías diarias de 500 a 750 por debajo de la ingesta calórica de mantenimiento, o lo que requieras para mantener tu cuerpo tal como es. Con cardio, poco a poco aumenta la frecuencia y la duración. Por ejemplo, comienza con tres sesiones de 20 minutos cada una y cada vez aumenta uno o dos períodos de sesiones por semana, agrega de cinco a 10 minutos en cada uno. El autor de "Anabólicos óptimos" Jeff Anderson recomienda tomar no menos de 1,14 g de proteína por libra de peso corporal.

Conceptos erróneos

Comer muy pocos hidratos de carbono puede ser desastroso. Al cortar los carbohidratos, debes reemplazarlos con ácidos grasos esenciales para mantener las calorías lo suficientemente altas como para evitar la pérdida muscular. Asimismo, comer muy poca grasa puede dar lugar a un desequilibrio hormonal. Según la "Lucha contra la grasa," hay que tener por lo menos del 25 a 30 por ciento de tus calorías de grasas para evitar esto. No tengas la idea errónea de que un quemador de grasa te marcará. Si bien estos productos contienen sustancias que pueden acelerar tu metabolismo, no queman calorías. Tomar quemadores de grasa sin cambios en la dieta y en el ejercicio, tendrá poco efecto en su cuerpo.

Consideraciones

El tipo de cuerpo, el metabolismo individual y las metas personales determinan tu dieta. Los ectomórficos, con el metabolismo más rápido, puede tomar más hidratos de carbono, pero retienen menos músculo. Los mesomórficos de aspecto atlético queman grasa con facilidad y pueden incluso construir el músculo con esta dieta. La función metabólica más lenta de los endomórficos requiere que cortan más hidratos de carbono para obtener marcado. Si quieres competir en un concurso de culturismo, tendrás que ser disciplinado y tiempo para tu condicionamiento máximo. Por otro lado, si te estás preparando para el verano, es posible disponer de más tiempo para llegar a tu meta.

Marco de tiempo

El plazo depende de la cantidad de grasa corporal que tienes que perder. Cuanto más rápido pierdas la grasa del cuerpo, es más probable que también pierdas músculo. Las dietas de culturismo tradicional duran de 12 a 18 semanas. Una dieta puede poner una gran cantidad de estrés en tu cuerpo. Estar cerca de tu peso de competición te permite lograr el aspecto rápido. Para determinar la cantidad de tiempo que necesitas, empieza por realizarte un análisis de porcentaje de grasa corporal. Dado que tu objetivo es perder la mayor cantidad de su peso corporal como sea posible, podrás determinar el plazo, suponiendo una pérdida de una a cinco libras por semana.

Métodos

Dado que los carbohidratos son la fuente preferida del cuerpo de combustible, reducirlos obliga a utilizar la grasa corporal para producir energía. Bajar los carbohidratos funciona rápido, pero tiene el inconveniente de la pérdida de músculo. Lawson y Holman recomiendan una dieta moderada en carbohidratos en su lugar. Dividir todos los carbohidratos diarios entre comidas después del entrenamiento, puede asegurarte de que no serán fácilmente almacenados como grasa. Dependiendo de tu metabolismo puedes disfrutar de 100 gm a 200 gm de carbohidratos por día, en lugar de los 50 g de las dietas bajas en carbohidratos. La dieta cetogénica cíclica ofrece lo mejor de ambos mundos. Requiere 50 gm a 100 gm de carbohidratos por día durante cinco días, seguido de uno o dos días de altos consumos de hidratos de carbono, como por ejemplo 200 gramos a 300 gramos por día.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew bennett | Traducido por juan orduna