Dieta para el déficit de atención

El subtipo inatento del desorden de déficit de atención o de hiperactividad o ADD o ADHD por sus siglas en inglés, por lo general comienza antes de los 7 años de edad. Los niños con esta condición pueden tener dificultades con la persistencia, el enfoque y la comprensión. Las tareas pueden estar incompletas o desordenadas. Entre otros signos, un niño puede parecer como si no escuchara, que se distrae con facilidad y que tiene problemas con la organización. Los médicos a menudo recomiendan estimulantes aunque, la dieta también puede ayudar y, en ocasiones, reducir o eliminar la necesidad de medicamentos.

Dieta Feingold

La dieta Feingold es una opción bien conocida y controversial. Algunos dicen que únicamente funciona para un pequeño porcentaje de niños con ADD o ADHD aunque, la Dra. Kathi J. Kemper escribe en "Mental Health, Naturally" que estudios demuestran importantes mejoras en hasta el 73% de los sujetos. La dieta Feingold elimina ciertos sabores y colores sintéticos, ciertos preservativos y endulzantes artificiales. La dieta comienza con la eliminación de todos los alimentos que contienen silicatos como las manzanas, las almendras y las uvas y después se vuelven a agregar una a la vez para analizar las reacciones. Un error común es que el azúcar Feingold está prohibido, aunque la dieta lo permite.

Restricción de azúcar

Aunque 12 estudios concluyeron que el azúcar no causa hiperactividad u otros problemas asociados con ADD o con ADHD, muchos padres encontraron que la eliminación del azúcar y del jarabe de maíz alto en fructosa de la dieta de un niño tiene un efecto positivo en la conducta. Limitar el azúcar puede tener sentido por otros motivos; Kemper anota que muchos niños consumen demasiado azúcar, lo que hace menos probable que coman suficientes alimentos ricos en vitaminas para una buena salud mental emocional.

Alergias a la comida

Si tu hijo tiene alergia a la comida, de acuerdo con la American College for Advancement in Medicine, la eliminación de esos alimentos de su dieta puede eliminar por completo las conductas asociadas con ADD o con ADHD. Identifica las alergias alimenticias retirando durante dos semanas los alimentos que causan problemas de forma más común, después vuelve a agregarlos poco a poco y observa cualquier reacción. Los alérgenos comunes incluyen el trigo, el chocolate, los cacahuates, la leche, el queso, el maíz, los huevos y la cebada.

Nutrientes

El Bastyr Center for Natural Health recomienda ácidos grasos esenciales para niños con ADD o con ADHD, en especial el EPA, el DHA, el GLA y el ácido linoléico. Las fuentes incluyen el aceite de pescado, el aceite de onagra, la grasa del pescado como el salmón, la linaza, el aceite de nuez y las hojas verde oscuro de las verduras. Los amino ácidos como el triptofano y la tirosina apoyan a la salud del cerebro y se pueden encontrar en la soya, en el tofu, en los frijoles, en las semillas, en el pescado, en el pollo, en los huevos y en la leche.

Otros

El ginseng puede ser útil aunque principalmente se ha estudiado en adultos. Algunos estudios revelan mejoras importantes en la atención y en la concentración del picnogenol o extracto de corteza de pino. Las vitaminas, en especial la vitamina B son esenciales para una buena función cerebral. Asegúrate de que tu hijo coma una dieta saludable poniendo énfasis en alimentos enteros y bebidas repletas de agua pura.

Más galerías de fotos



Escrito por jenny westberg | Traducido por karen angelica malagon espinosa