Una dieta para la contracción ventricular prematura

Una contracción ventricular prematura, también conocida como PVC, puede sentirse como si tu corazón diera un vuelco. Sorprendentemente, esto es común para casi todo el mundo, según la Mayo Clinic. El problema que surge es si sucede con regularidad. Tu dieta puede ser la causa de que los latidos de tu corazón estén fuera de ritmo. Consulta a un médico para un diagnóstico adecuado.

Contracción ventricular prematura

Los problemas de PVC comienzan en el ventrículo. El corazón está dividido en cuatro cavidades: dos aurículas en la parte superior y dos ventrículos en la inferior. Normalmente, la sangre fluye hacia las aurículas, es bombeada en el ventrículo, y finalmente es bombeada fuera del corazón. La condición de la PVC hace que los ventrículos se contraigan antes de que tengan tiempo suficiente para llenarse de sangre, lo que provoca una arritmia. Esta es una manera insuficiente de bombear la sangre al organismo. La Mayo Clinic informa que si eres una persona sana con contracciones ventriculares prematuras ocasionales, no hay necesidad de preocuparse o de seguir un tratamiento. Sin embargo, si tienes afecciones cardíacas subyacentes y experimentas estas contracciones con regularidad, debes buscar tratamiento y evaluar tu dieta.

Magnesio

La PVC podría ser causada por una dieta carente de magnesio. Los niveles de magnesio en la sangre son mantenidos principalmente por la ingesta dietética, junto con la reabsorción intestinal y de los riñones. Los niveles de magnesio en la sangre inferiores a 1,4 miliequivalentes por litro son considerados hipomagnesemia y son conocidos por causar arritmias. Incluir en tu dieta alimentos ricos en magnesio puede disminuir las PVC. Estos incluyen verduras verdes, frijoles, guisantes, nueces, semillas y granos enteros sin refinar.

Potasio

La concentración de potasio en la sangre afecta a la capacidad de las células para enviar impulsos eléctricos al corazón, haciendo que se contraiga. Los niveles de potasio en la sangre inferiores a 3,5 miliequivalentes por litro son considerados hipocaliemia. Según los Manuales Merck (Merck Manuals), la hipocaliemia severa puede causar hiperexcitabilidad cardiaca. La hipomagnesemia y la hipocaliemia a menudo se asocian una con la otra. De hecho, la hipomagnesemia en realidad puede hacer que los riñones excreten más potasio, lo que provoca bajos niveles sanguíneos. Los alimentos ricos en potasio incluyen frutas cítricas, plátanos, aguacates, melones, tomates, patatas, habas, lenguado, salmón, bacalao y pollo.

Disminución de las arritmias

La American Heart Association recomienda disminuir el uso de cafeína, alcohol, tabaco y supresores del apetito si experimentas arritmias. Implementa un plan de dieta saludable para el corazón para perder el exceso de peso, reducir la presión arterial y controlar los niveles de colesterol. Una dieta saludable para el corazón debe incluir granos enteros, frutas, verduras, otros alimentos ricos en fibra, carnes magras, pollo, pescado, y productos lácteos bajos en grasa. Una dieta baja en grasas trans y saturadas puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Incluir también el ejercicio en tu estilo de vida es importante. Pregunta a tu médico acerca de comenzar un nuevo programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por julia whidden | Traducido por josé antonio palafox