Dieta contra el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es la segunda forma más común de cáncer en los hombres, según la American Cancer Society. Mantener un peso corporal saludable, abstenerse de fumar y mantenerse físicamente activo puede reducir tu riesgo de cáncer de próstata. Si estás en alto riesgo de cáncer de próstata, considera adoptar una dieta saludable contra el cáncer de próstata para reducir tu riesgo.

Licopeno

Consumir cantidades adecuadas del antioxidante licopeno es una parte importante de una dieta contra el cáncer de próstata. Consumir regularmente alimentos ricos en licopeno puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, de acuerdo con el "Journal of the National Cancer Institute" de mayo de 2002. Se encontró que comer al menos dos porciones a la semana de salsa de tomate (un alimento especialmente rico en licopeno) reduce el riesgo de cáncer de próstata en un 25 por ciento. Otras fuentes de licopeno incluyen tomate, papaya, sandía y toronja.

Frutas y verduras

Consumir una variedad de frutas y verduras como parte de tu dieta contra el cáncer de próstata es eficaz en la lucha contra el desarrollo del cáncer de próstata. Las frutas y verduras son ricas en nutrientes como el ácido fólico y la vitamina B-6 que pueden proteger contra el cáncer de próstata. Además, los vegetales crucíferos como la col rizada y el brócoli contienen un compuesto especial conocido como diindolylmethane que es particularmente eficaz para reducir el riesgo de cáncer de próstata.

Grasas omega 3

Las grasas omega 3 se encuentran en el pescado, las cuales combaten la inflamación (un colaborador fundamental para el desarrollo del cáncer de próstata). Se aconseja el consumo de grasas omega 3 para reducir el riesgo de desarrollo de cáncer. Sin embargo, añade que la investigación que vincula las grasas omega 3 y el cáncer aún no es concluyente. Algunas fuentes saludables de grasas omega 3 incluyen el atún, el salmón, las nueces, los camarones y el jurel.

Soya

Los alimentos a base de soya como el tofu son ricos en compuestos únicos conocidos como fitoestrógenos. Tu cuerpo trata los fitoestrógenos de modo similar a la hormona del estrógeno. El consumo de fitoestrógenos puede reducir sustancialmente el riesgo de cáncer de próstata según señala la Clínica Mayo. Así mismo, señala que la menor incidencia de cáncer de próstata en los países asiáticos como China es, al menos parcialmente, atribuible al fuerte consumo de productos de soya como la leche de soya.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan devon | Traducido por maría j. caballero