Dieta para la colitis

La enfermedad inflamatoria intestinal colitis ulcerosa causa inflamación y úlceras en la parte más interna del colon y el recto. Esto conduce a un número de síntomas que incluyen sangrado, diarrea, calambres y pérdida de peso. La dieta juega un papel importante para mitigar los síntomas, sobre todo durante los brotes activos de la condición en la que puede llegar a ser especialmente intensa. Lo que comes puede no curar la enfermedad, pero puede recorrer un largo camino para la sanación.

Dieta y colitis ulcerante

El colon tiene un papel en la absorción del exceso de líquido en el proceso digestivo. Debido a que la colitis ulcerosa afecta al colon o intestino grueso, este proceso no se completa correctamente. Esto explica la diarrea severa y los síntomas resultantes de la diarrea, que a menudo acompañan a esta condición. Comer para reducir la diarrea es una piedra angular de la gestión de esta condición, junto con otros cambios que beneficiarán a un mal funcionamiento del sistema digestivo. Debido a que la colitis ulcerosa no afecta a la digestión inicial de los alimentos en el intestino delgado, el riesgo de deficiencia nutricional grave es menos que en las personas con enfermedad de Crohn, pero aún debes aspirar a una dieta rica en alimentos que contengan una amplia gama de vitaminas, minerales y otros nutrientes.

Cuida tu consumo de lácteos

Tanto los sitios web de MayoClinic como el del University of Maryland Medical Center, o UMMC, prpugnan por el cuidado de tu consumo de productos lácteos. Si tienes enfermedades inflamatorias del intestino, los productos lácteos pueden empeorar los síntomas, como los gases y diarrea. Puede que tengas que eliminar los productos lácteos por completo, y si requieres hacer esto, asegúrate de que recibes la ingesta adecuada de calcio de otros alimentos y suplementos que contienen calcio.

La fibra y la colitis ulcerante

Mientras que una dieta rica en fibra por lo general representa una estrategia de alimentación saludable recomendada para manejar una variedad de enfermedades como la diabetes, enfermedades del corazón y el colesterol alto, el exceso de fibra puede empeorar enfermedades como la colitis ulcerosa en varias formas, incluyendo el aumento de las contracciones y calambres. La Crohn’s and Colitis Foundation of America, o CCFA, recomiendan seguir una dieta baja en fibra. Esto significa cuidar la ingesta de frutas y verduras crudas, maíz, nueces, semillas, frijoles y granos enteros. Las harinas refinadas blancas tienen menos cantidad de fibra que sus equivalentes de grano entero. No existen recomendaciones específicas sobre la ingesta diaria, y debes experimentar con el consumo de alimentos ricos en fibra para determinar tu propia tolerancia personal.

Mantente hidratado

El CCFA subraya la importancia de mantenerte hidratado si tienes enfermedades intestinales. La diarrea frecuente aumenta el riesgo de deshidratación. La ingesta insuficiente de líquidos puede afectar negativamente la función renal, aumentando el riesgo de cálculos renales y causar debilidad. Bebe por lo menos 1/2 oz de líquido por cada libra que pesas, recomienda el CCFA.

Otras consideraciones

Cuida la ingesta de alimentos que causan gases. Mayo Clinic indica que también el alcohol, la cafeína, refrescos y otras bebidas carbonatadas y rosetas de maíz podría resultar problemáticos. Consumir comidas más pequeñas durante el día en lugar de tres grandes también pueden aliviar los síntomas. El CCFA señala que la investigación indica que comer yogur rico en probióticos o tomar suplementos de yogur también podrían ayudar a mejorar la salud digestiva. Los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en los pescados grasos, las nueces y la linaza pueden aliviar la inflamación característica de esta enfermedad.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan biddulph | Traducido por verónica sánchez fang