La dieta de carbohidratos coherente para diabéticos

Si tienes diabetes, no estás solo. Más de 25 millones de estadounidenses de 20 años o más tienen esta afección crónica, de acuerdo con estadísticas de la American Diabetes Association. Debido a que los carbohidratos aumentan el azúcar en la sangre más que otros componentes de los alimentos, el control de la diabetes por lo general implica el seguimiento de tu consumo de carbohidratos. Los médicos normalmente recomiendan comenzar la dieta consistente de hidratos de carbono cuando te diagnostican diabetes. Es más común que el plan de intercambio de alimentos y proporciona mayor flexibilidad.

Diseño de plan de alimentos

El plan de alimentación consistente de carbohidratos puede ayudar a estabilizar tu consumo de carbohidratos mediante la creación de uniformidad. El objetivo es que la cantidad de carbohidratos que comes cada día y en cada comida sea el mismo. En este sentido, la dieta de hidratos de carbono es un programa consistente en contar carbohidratos. Se diferencia del plan de intercambio ya que sólo monitoreas los carbohidratos en lugar de todos los grupos de alimentos.

Cómo trabaja

Al crear comidas usando el enfoque constante de carbohidratos, cuentas los carbohidratos en tamaños de porciones conocidas como elecciones de carbohidratos. Cada 15 gramos de carbohidratos que consumes cuentan como una porción de carbohidratos. A medida que formas tu plato, se suman los carbohidratos en tu comida y los conviertes en elecciones de carbohidratos. Una pauta recomendada es de 45 a 60 gramos de carbohidratos por comida para las mujeres y de 60 a 75 gramos de carbohidratos para los hombres, según Fletcher Allen Health Care. Puedes necesitar más o menos dependiendo de cómo manejes tu condición. El médico establece metas de carbohidratos individualizadas.

Usando el enfoque de elección de carbohidratos

Sobre la base de las directrices recomendadas, puedes realizar entre tres a cuatro elecciones de carbohidratos por comida si eres mujer y entre cuatro a cinco si eres hombre. Cualquier alimento que contenga azúcar o almidón cuenta como un carbohidrato. Los ejemplos incluyen las verduras con almidón como las papas, frutas, zumos de frutas, leche, pan, cereales y pasta. Unos pocos ejemplos de una porción de carbohidratos, porciones que contienen 15 hidratos de carbono, incluyen 1 rebanada de pan, 1/2 taza de pasta, 1/3 de taza de fríjoles o 1/2 taza de arroz integral cocido.

Cosas a considerar

Los datos clínicos indican que la cantidad total de carbohidratos que consumes en cada comida es más importante que el tipo de carbohidratos que elijas, según Fletcher Allen Health Care. Por esta razón, la dieta de hidratos de carbono consistente no restringe el tipo de carbohidratos que consumes. Pero realiza elecciones de alimentos saludables y equilibrados. Si eliges un artículo con azúcar, opta por porciones pequeñas. Por ejemplo, una pequeña galleta contiene aproximadamente 15 gramos de hidratos de carbono. Permanece dentro de tus objetivos de calorías y de ingesta de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por esteban arenas