¿Puede una dieta baja en carbohidratos y sin azúcar causar sudoración nocturna y somnolencia?

La reducción de los carbohidratos te permite entrar en el estado de la dieta de cetosis, donde se quema principalmente la grasa para obtener energía en lugar del azúcar. Para ello, debe limitar severamente su ingesta de carbohidratos y evitar todos los azúcares. Las dietas de este tipo presentan ciertas dificultades, como la falta de energía si corres normalmente con una dieta alta en carbohidratos. Consulta a un profesional de la salud antes de comenzar cualquier dieta o programa de ejercicios.

Efectos de reducir los carbohidratos


Una dieta baja en carbohidratos puede hacerte sentir cansado al principio.

Una dieta baja en carbohidratos limita la capacidad del cuerpo para utilizar el glucógeno como energía. Cuanto más restrinjas los carbohidratos y cuanto más activo seas físicamente, más rápido vas a experimentar una pérdida de energía. Con el tiempo, tu cuerpo acostumbra más a correr sobre todo con cetonas, ácidos grasos que flotan libremente, en lugar de con azúcar, pero se necesita un tiempo para adaptarse a esto. Si estás siguiendo la dieta Atkins o una variación similar, se lidia con esto generalmente durante un período de dos semanas, conocido como la fase de inducción.

Somnolencia


La somnolencia puede ser el resultado directo de la falta de energía.

La somnolencia puede ser el resultado directo de la falta de energía. A pesar de que estás a dieta, si quitas demasiado las calorías, puedes sufrir una falta de energía total para trabajar. Sin importar el tipo de dieta, la restricción calórica excesiva puede dar lugar tanto al insomnio como a la somnolencia. Hasta que te acostumbres a correr con cetonas, puedes experimentar somnolencia o euforia, una sensación de aturdimiento, mientras que tu cuerpo se acostumbra a tener menos azúcar y más grasa para trabajar.

Sudoraciones nocturnas


Puedes notar más sudoración nocturna.

Es posible que sudes más con una dieta baja en carbohidratos por más de una razón. A medida que se agota tu glucógeno o niveles de azúcar, pierdes tu capacidad para almacenar agua. Cada gramo de glucógeno almacenado conserva 4 g de agua. Dado que debes consumir tanta o más agua mientras que estás a dieta, de la que consumías antes de empezar, vas a expulsar el agua rápidamente y algo de esto puede ser a través de la sudoración. Por la noche, es posible que aún tengas cetonas para quemar y la quema de esta forma de energía puede aumentar tu temperatura ligeramente en un estado de reposo. Esto también puede causar un ligero aumento de la sudoración por la noche.

Energía y sueño


Asegúrate de comer suficientes calorías y los alimentos correctos.

Para asegura que tus niveles de energía sean lo suficientemente altos, asegúrate de estar comiendo suficientes calorías y lo suficiente de los alimentos adecuados. A pesar de que estás limitando los carbohidratos, no lo compenses consumiendo grasas saturadas. Las grasas saludables, como las que se encuentran en las aceitunas y el aceite de oliva, el pescado, las nueces y las semillas se queman de manera más eficiente que las grasas saturadas. A medida que te vas acostumbrando a funcionar con grasas saludables, tus niveles de energía deben aumentar, así como tu capacidad para dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por grey evans | Traducido por ana karen salgado beltrán