La dieta de cándida y las almendras

La Candida albicans es una levadura naturalmente producida en el tracto intestinal que puede proliferar cuando su competidor por recursos es eliminado y experimenta condiciones favorables para el crecimiento. Las dietas que pretenden combatir el crecimiento excesivo de la cándida están disponibles en línea, y muchos libros se han escrito sobre el tema. La mayoría de estas dietas tienen un número de componentes en común, y uno de esos factores comunes es el consumo de unas pocas variedades de frutos secos, incluyendo las almendras, para desalentar la cándida.

Importancia

Yeast Connection es un programa diseñado por el Dr. William Crook, quien atribuye muchas condiciones de salud crónicas al crecimiento excesivo de cándida. El Dr. Lawrence Wilson, director del Holistic Center for Development in Prescott, Arizona, dice que los cambios en la dieta son imprescindibles para matar de hambre a la cándida y restaurar un equilibrio más normal de la flora intestinal. Afirma que la preocupación de algunos médicos atribuye demasiados trastornos al crecimiento excesivo de cándida, pero él mismo nombra muchos diversos síntomas posibles, como la fatiga crónica, depresión y dolores de cabeza como posiblemente causados o exacerbados por el crecimiento excesivo de levadura. También la cita como un posible factor que contribuye a los cambios de humor, dolor en las articulaciones, problemas de sinusitis y el cáncer, así como varias otras enfermedades y síntomas. Los cambios en la dieta recomendada por estos y otros profesionales para reducir la cándida incluyen las almendras como un alimento útil.

Función

Las dietas contra la cándida están diseñadas para impedir el crecimiento de Candida albicans eliminando esencialmente su principal fuente de alimento, que es el azúcar. Además, la cándida prospera en un ambiente más ácido, por lo que varias de los dietas fomentan la eliminación de alimentos que contribuye a un ambiente interno ácido y en su lugar fomentan un hábitat más alcalino, o básico. Las almendras se adaptan a ambos criterios, ya que son ligeramente alcalinas y no contienen azúcar.

Características

Según Crook, las nueces son aceptables para comer, además de las almendras están las nueces de Brasil, anacardos, avellanas y nueces, pero Donna Gates, autora de "The Body Ecology Diet", sugiere evitar todos los frutos secos, con la única excepción de las almendras. Ella sí recomienda remojar las almendras y germinarlas antes de comerlas para ayudar a eliminar una sustancia inhibidora de las enzimas contenidas en su recubrimiento como de papel marrón. Ella señala que las almendras, además de contribuir a un ambiente interno más alcalino, son también una buena fuente de proteínas de origen vegetal y varias vitaminas y minerales.

Consideraciones

Mientras que los propios alimentos son ya sea ácidos o alcalinos en la naturaleza, debido a las reacciones después de la digestión, pueden tener ya sea un efecto ácido o alcalino en tu cuerpo, y el efecto no es siempre lo que se puede esperar. Por ejemplo, puedes probar que los limones son muy ácidos, pero después de la digestión tienen un efecto alcalinizante en el cuerpo. Las almendras son ligeramente alcalinas y también tienen un efecto alcalinizante para tu ambiente interno, de acuerdo con Gates.

Remojo y brote

Con el fin de remojar y germinar las almendras en casa, cubre las almendras crudas con agua purificada en un recipiente de vidrio o de acero inoxidable por ocho a 12 horas. Escurre el agua y gira el recipiente boca abajo y deja que reposen durante otras ocho horas. En este punto, puedes refrigerar o deshidratar las almendras, pero dejarlas brotar durante mucho más tiempo de lo recomendado puede resultar en un sabor ligeramente amargo.

Más galerías de fotos



Escrito por paul elsass | Traducido por verónica sánchez fang