La dieta y la bacteria H. Pylory

Las propiedades antibacterianas de la miel hacen que sea eficaz en la lucha contra la bacteria H. pylori causante de las úlceras.

Las propiedades antibacterianas de la miel hacen que sea eficaz en la lucha contra la bacteria H. pylori causante de las úlceras.

La bacteria H. pylori o Helicobacter pylori, es un patógeno que existe en los estómagos de alrededor dos tercios de la población mundial. Tener esta bacteria aumenta tu riesgo de desarrollar cáncer de estómago y úlceras gástricas. La investigación médica ha demostrado que la vitamina C, la vitamina E y la miel pueden combatir al H. pylori.

Trasfondo de la H. Pylori

La H. pylori puede ser más conocida por su papel en la causa de las úlceras pépticas. El National Cancer Institute informa que la H. pylori es responsable de la mayoría de las úlceras que ocurren en el estómago y el intestino delgado superior. En 1994, la H. pylori fue clasificada como agente cancerígeno por la International Agency for Research on Cancer. Este patógeno ha sido identificado como la causa principal de cáncer gástrico, o cáncer de estómago. El cáncer gástrico es la segunda causa principal de muerte por cáncer en el mundo. Aunque la incidencia general de cáncer gástrico está disminuyendo, el National Cancer Institute estima que 21.600 personas en los Estados Unidos contraerán cáncer gástrico, y 10.990 de ellas morirán, durante el año 2013.

Vitaminas C y E

Un estudio de 2012 publicado en el "Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics" encontró que suplementar las vitaminas C y E, mientras se está tomando antibióticos ayudó a erradicar la H. pylori al disminuir el estrés oxidativo y fortalecer el sistema inmunológico. Un estudio de 2009 publicado en "Heliobacter" también encontró que la adición de vitaminas C y E a la terapia anti-microbiana tradicional dio lugar a una tasa de erradicación de la H. pylori del 91 por ciento. Un estudio basado en la población del año 2003 publicado en "Cancer Science", encontró que los suplementos de vitamina C pueden proteger contra la progresión de la atrofia de la mucosa gástrica causada por la H. pylori. Otro estudio de 2011 publicado en el "Indian Journal of Pharmacology" también encontró que altas dosis de vitamina C pueden inhibir el crecimiento de dicha bacteria.

Las fuentes de vitamina C y E

Las vitaminas C y E pueden ser consumidas en cantidades altas como suplementos dietéticos. Buenas fuentes de la dieta de vitamina C incluyen los pimientos rojos, el jugo de naranja, las naranjas, el jugo de pomelo, kiwi, pimientos verdes, brócoli, fresas y coles de bruselas. Los alimentos ricos en vitamina E son el aceite de germen de trigo, las semillas de girasol, almendras, aceite de girasol, aceite de cártamo, avellanas y crema de cacahuate. Dado que la vitamina E se encuentra en cantidades relativas más bajas, y está presente en menos fuentes en la dieta, puede ser el más beneficioso de los dos nutrientes para complementar.

Beneficios de la miel

Un estudio de 2006 publicado en "Sultan Qaboos University Medical Journal" encontró que la miel posee propiedades antibacterianas potentes que son efectivas contra la bacteria H. pylori. Otro estudio de 2011 publicado en el "Asian-Pacific Journal of Tropical Biomedicine" tenía las mismas conclusiones y señaló que la miel de manuka, en particular, es adecuada para el tratamiento de las úlceras.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por priscila caminer