La dieta ayurvédica para Pitta

Ayurveda recomienda que los doshas pitta coman alimentos frescos y eviten los productos elaborados o envasados​​.

Ayurveda recomienda que los doshas pitta coman alimentos frescos y eviten los productos elaborados o envasados​​.

La medicina india conocida como Ayurveda data del siglo 9 a.C. Esboza tres doshas; pitta, vata y kapha, que son esencialmente del cuerpo y del tipo de personalidad. Ayurveda identifica maneras de vivir y de comer para equilibrar cada una; la dieta representa una de las formas más importantes para mantener el equilibrio. Las personas con doshas pitta tienden a tener contexturas medias. Sus personalidades están marcadas por una intensa ambición y autodisciplina. Vatas tienden a tener contexturas más pequeñas, son excitables, aprenden rápidamente y olvidan pronto. Kaphas tienen complexiones grandes y personalidades relajadas. Pittas tienen grandes apetitos, pero deben asegurarse de comer comidas regulares y evitar comer en exceso. Si tienes un dosha pitta, Ayurveda te aconseja que evites las comidas pesadas, grasosas, ácidas o picantes, y en cambio prefieras los alimentos frescos​​ y helados.

Frutas y vegetales


Come higos.

Si tienes un dosha pitta, trata de comer frutas dulces, como los higos, las uvas rojas y moradas, peras y piña. La dieta ayurvédica recomienda que te mantengas alejado de las frutas ácidas, como el ruibarbo, las toronjas, los arándanos, las cerezas y los plátanos. Algunas frutas, como las manzanas, las cerezas o las naranjas, pueden saber dulces o agrias, dependiendo de la madurez o el subtipo. En estas circunstancias, utiliza tu mejor juicio. Si una fruta tiene un sabor amargo, no la comas. Si su sabor es dulce, podría ayudarte a equilibrar tu dosha. Para las verduras, prefiere los sabores dulces y amargos. Prueba las alcachofas, brócoli, zanahorias, verduras de hoja verde, excepto la espinaca y los champiñones. Evita las verduras que tengan un olor o sabor picante, como el ajo, ají, cebolla cruda o rábanos. Los alimentos picantes pueden desequilibrar tu pitta.

Cereales y frijoles


Pan de trigo integral.

Al elegir cereales, busca el pan de trigo, cebada, avena, kamut y el amaranto para equilibrar tu pitta. La granola, galletas y quinua también son buenas opciones. Trata de evitar los granos como el arroz y el trigo sarraceno. En cuanto a los frijoles, la medicina ayurvédica recomienda blancos, pintos y frijoles de soja para los doshas pitta. Otros productos de soja beneficiosos incluyen la leche y el queso de soja. Mantente alejado de la salsa de soja o el miso picante. También trata de evitar la polenta, maíz, centeno y mijo.

Productos animales


Pollo a la parrilla.

Muchas personas con doshas pitta responden bien a una dieta vegetariana centrada en las frutas y verduras crudas. Sin embargo, el Ayurveda recomienda comer mayormente pollo, pavo y pescado de agua dulce si comes productos animales. La carne de venado, conejo y búfalos representan otras opciones. Evita la carne de vaca, el salmón, las sardinas, mariscos a excepción de los camarones y la carne oscura. Si comes huevos, come sólo la clara. En cuanto a los quesos, prefiere el queso fresco y la mantequilla sin sal. Evita el yogur envasado, la crema agria y la mantequilla.

Extras


Semillas de girasol.

Los frutos secos y semillas proporcionan proteínas y pueden ser un buen aperitivo. Ayurveda recomienda que los doshas pitta prefieran las almendras sin sal, peladas, semillas de calabaza y girasol, evitando al mismo tiempo la mayoría de otros frutos secos como los piñones (pine nuts), cacahuetes, pistachos y nueces. Las palomitas de maíz sin sal son una merienda saludable. Trata de experimentar con el aceite de oliva, de canola, de onagra y de girasol. Evita el aceite de maíz. Prueba el aceite de coco o de aguacate para hidratar la piel seca, pero evita ingerirlos. Ayurveda también recomienda especias más pesadas ​que incluyen albahaca fresca y jengibre, la menta, el perejil, la vainilla y la cúrcuma. Evita las especias de peso ligero, como las semillas de amapola, romero, salvia y sal.

Más galerías de fotos



Escrito por claudia stanic | Traducido por barbara obregon