Dieta antiinflamatoria y café

La inflamación crónica puede generar una variedad de problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, determinados tipos de cáncer y artritis reumatoide. Seguir una dieta antiinflamatoria puede reducir la inflamación y disminuir el riesgo de sufrir de estas enfermedades. A pesar de que la evidencia científica sobre las propiedades antiinflamatorias del café es variada y poco uniforme, algunos estudios sugieren que consumir café puede ser una parte aceptable de una dieta antiinflamatoria. Habla sobre tu dieta y tu consumo de café con un médico para asegurarte de que sean los adecuados para ti.

Propósito de la dieta antiinflamatoria

El propósito de un plan dietario antiinflamatorio es mejorar la salud, en general por medio de la reducción de la inflamación crónica. Según la University of Wisconsin School of Medicine and Public Health, un compuesto denominado ácido araquidónico contribuye con el desarrollo de la inflamación. En general los productos de origen animal contienen ácido araquidónico, de modo que una dieta antiinflamatoria minimiza el consumo de productos de origen animal y alienta a las personas que realizan la dieta a consumir muchas frutas y verduras.

Características de la dieta

La dieta anti-inflamatoria requiere que limites o evites los alimentos procesados y con poca cantidad de nutrientes, como productos de harina blanca y dulces azucarados, carnes con abundante grasa y productos lácteos, margarina y alimentos fritos. La carne y los productos lácteos contienen grasas saturadas, mientras que la mayoría de los alimentos procesados y con margarina que contienen aceite vegetal hidrogenado cuentan con grasas trans, de modo que causan inflamación. La dieta se centra en el consumo de alimentos integrales, como cereales, frutas, verduras, nueces, semillas y pescado. Los pescados grasos, como salmón, caballa, trucha, sardinas, anchoas o arenque, contienen ácidos grasos omega-3, responsables de reducir la inflamación.

Consume de café

Muchos estudios científicos indican que el café puede aportar propiedades antiinflamatorias que son beneficiosas para la salud. En 2006, investigadores en Iowa Women's Health Study determinaron que beber café redujo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras afecciones inflamatorias en mujeres durante la menopausia. Estos investigadores concluyeron que el café contiene antioxidantes importantes que reducen la inflamación en el cuerpo. En 2010, en un estudio publicado en "American Journal of Clinical Nutrition", el investigador Kerstin Kempf de Heinrich Heine University in Germany, demostró que el consumo de café redujo la inflamación y mejoró los niveles de colesterol HDL, que promueve la salud cardiovascular. Esta evidencia científica indica que beber café puede ser un componente saludable en una dieta antiinflamatoria.

Consideraciones

Aunque el consumo de café puede mejorar la condición de la inflamación crónica, no es apropiado para todos. Las mujeres embarazadas deben evitar beber café porque es un producto que puede dañar al feto. Otros efectos secundarios posibles de esta bebida incluyen acidez estomacal, falta de sueño e irritabilidad. Consulta con tu médico antes de comenzar a beber café como parte de una dieta antiinflamatoria para asegurarte de que sea saludable para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por lawrence adams | Traducido por vanesa sedeño