Dieta anti-estrés

Muchas personas hoy están experimentando un estrés considerable y permanente. El Dr. Elson Hass afirma en su libro “Staying Healthy with Nutrition” que una dieta rica en nutrientes es esencial para las personas que están bajo estrés porque el estrés causa que tu cuerpo queme una cantidad aumentada de nutrientes. Phyllis Balch añade en su libro “Prescription for Nutritional Healing” que muchos trastornos relacionados con el estrés son simplemente el resultado de las deficiencias de nutrientes. Lamentablemente si estás bajo estrés y no cumples con los requerimientos de nutrientes, el agotamiento lo intensificará, eso resultará en un ciclo negativo y aumentanrá los niveles del mismo.

Come alimentos enteros

El Dr. Haas afirma que una dieta anti-estrés debería consistir en tres a cinco pequeñas pero saludables comidas al día, que incluye una gran cantidad de agua, para ayudar a que los nutrientes circulen por todo el cuerpo. Balch recomienda comer 50% a 75% de alimentos crudos, centrándose en frutas frescas y verduras debido a su valioso contenido de nutrientes.

Alimentos para evitar

Una dieta anti-estrés debería excluir todos los alimentos procesados, según Balch, edulcorantes artificiales, refrescos, alimentos fritos, chocolate, comida chatarra, carne de cerdo, azúcar, productos de harina blanca, patatas fritas y bocadillos similares, como así también todos los alimentos que contienen conservantes. Otras sustancias que recomienda eliminar son el tabaco y el alcohol. Ella explica que todos estos alimentos y sustancias son insalubres y crean tensión en el cuerpo porque la mayoría de ellos está desprovistos de nutrientes esenciales, tales como vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente. Muchos también son bajos en fibra y ricos en grasas poco saludables y carbohidratos simples, que pueden conducir a desequilibrios de azúcar en la sangre. Cuando el azúcar en la sangre está demasiado alto o demasiado bajo, las glándulas suprarrenales están obligadas a bombear la hormona adrenalina, y el exceso de la misma hará que te sientas más estresado.

Consume alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C puede ser el único nutriente antiestrés más importante, según el Dr. Hass. Según Women Fitness, un sitio web dedicado a la salud y al estado físico de las mujeres, las altas cantidades de vitamina C pueden ayudar a reducir las hormonas del estrés en la sangre y a mantener el sistema inmunológico, que a menudo se debilita por el estrés. El sitio web afirma que las personas que están bajo estrés pueden requerir cantidades mucho mayores de vitamina C que el resto de la población. Algunos alimentos ricos en vitamina C incluyen naranjas, mandarinas, limones, limas, pomelo (grapefruit), fresas (strawberries) y otras bayas, melón, kiwi, brócoli, repollitos de bruselas (brussel sprouts), col (cabbage), patatas, pimientos y tomates.

Alimentos que contienen vitamina B

Según Women Fitness, las vitaminas del grupo B son importantes para el control del estrés y desempeñan un papel crucial en cómo respondes a situaciones estresantes. El sitio explica que las vitaminas B tienen un efecto directo sobre los neurotransmisores del cerebro que regulan el humor, serotonina, norepinefrina y dopamina. Los alimentos ricos en vitaminas B incluyen granos enteros, arroz integral, extracto de levadura, productos lácteos, lentejas (lentils) y otras legumbres, hígado, verduras, mariscos, carne magra, huevos, semillas y nueces (nuts), como así también frutos secos.

Identifica posibles alergias alimentarias

Balch afirma que las sensibilidades y alergias a los alimentos pueden imitar los síntomas de estrés. Si estás experimentando estrés constante a pesar de consumir una dieta saludable, considera hablar con un médico para averiguar si el estrés es debido a las alergias alimentarias. Finalmente, el estrés continuo puede causar daños psicológicos y físicos y es importante que consultes con un médico para un adecuado plan de acción.

Más galerías de fotos



Escrito por megan ashton | Traducido por marcela carniglia