Dieta anti salicilato

Los salicilatos, compuestos químicos encontrados en plantas de frutas y vegetales, actúan como conservantes naturales, evitando que se pudran y dándoles protección de los insectos, hongos y bacterias. Los salicilatos también están en varios productos que incluyen los cosméticos y los productos de cuidado de la salud, especialmente en aspirinas y otras medicinas que alivian el dolor. Esto presenta una gran preocupación en quienes tienen sensibilidad a este elemento, ya que deben evitar comidas y productos que lo contengan. Para ellos, es de vital importancia reconocer los alimentos a ingerir y los que deben evitar.

Sensibilidad al salicilato

Según la clínica de Cleveland, las señales y sítomas de reacciones de sensibilidad al salicilato generalmente incluyen dificultad para respirar, silbidos similares al asma, dolores de cabeza, congestión nasal, cambio en el color de la piel, urticaria, irritación de la piel o picazón, manos y pies hinchados, cara inflamada y dolores gástricos. Aunque estos síntomas no tienen peligro de muerte, es importante consultar a un médico para evitar reacciones futuras y posiblemente más severas y para comenzar una dieta anti salicilato.

Anafilaxis

En raras ocasiones, una persona que vive con sensibilidad al salicilato, tendrá una respuesta severa a estos elementos. Esta reacción con peligro de muerte se llama choque anafiláctico, ya que es una caída rápida en la presión sanguínea, asociada a la pérdida de conciencia y eventualmente, si no se la trata, una falla de los órganos. Se requiere una atención de emergencia en el caso de que esto suceda.

Evitar el salicilato

Una dieta anti salicilato, también es una dieta de restricción, y es necesaria para evitar complicaciones en una reacción a este componente. Según la clínica Cleveland, una dieta de este tipo evita el consumo de todos los alimentos salicílicos. Por ejemplo, las frutas que contienen ácido salicílico como las manzanas, arándanos, cerezas, frutillas, uvas y pomelos. Además, los vegetales a evitar incluyen el coliflor, los hongos, radichetas, granos, el brócoli, los pimientos, la espinaca y el zapallo.

Otras cosas a evitar

Otros alimentos a evitar incluyen especias secas y polvos, pasta de tomate y salsa, vinagre, salsa de soja, algunas bebidas como sidra de manzana y café instantáneo, así como té verde y negro. Además, algunas nueces como el maní, los pistachos y las almendras, que contienen salicilatos. Los productos no alimenticios que contienen salicilatos incluyen productos de aspirina, colorantes artificiales para alimentos y saborizantes, benzoatos, menta y cualquier alimento o producto que contenga ácido salicílico. Evitar estos alimentos promoverá una mejor salud y evitará reacciones inversas del salicilato.

Alimentos anti salicilato

Según la asociación Feingold, fundada por el doctor Benjamin Feingold el pionero cuyo trabajo innovó en los pacientes hiperactivos con déficit de atención (ADHD) en los años 70 continúa en la actualidad y muchas personas tienen una sensibilidad a los salicilatos y algunos niños hasta experimentan cambios de comportamiento por ello. El doctor Feingold recomienda parámetros estrictos pero generales para estos pacientes, recomendándoles que coman alimentos integrales sin procesar y eviten los colorantes, tinturas y conservantes. Esencialmente, la dieta Feingold alista el camino para la dieta anti salicilato de hoy.

Más galerías de fotos



Escrito por adele m. gill | Traducido por sebastian castro