Dieta anitis

La anitis se produce cuando la piel alrededor del orificio anal se irrita. Puedes experimentar síntomas molestos, como prurito, ardor y dolor. Los alimentos ácidos en la dieta son la principal causa de esta condición, por lo que la intervención dietética puede ayudar a reducir los síntomas. Una dieta anitis es esencialmente una dieta de eliminación, lo que requieres para evitar los alimentos ácidos temporalmente y luego agregarlos de nuevo según la tolerancia.

Bebidas ácidas

Una amplia variedad de bebidas son ácidas y pueden exacerbar la irritación anal en personas sensibles. Haz una lista de la compra de alimentos y bebidas seguros para que sea más fácil cuando vayas de compras. Las bebidas ácidas para evitar incluyen los jugos de cítricos, café, té negro, cerveza, vino tinto, refrescos y otras bebidas carbonatadas. Añade el vino blanco, té de hierbas, jugo de vegetales frescos y leche a tu lista de bebidas permitidas.

Frutas y verduras ácidas

Retira las frutas ácidas de tu dieta. Algunos ejemplos de frutas ácidas son de pomelo (grapefruit), piña (pineapple), naranjas, kiwi, moras y fresas (strawberries). Algunas frutas, como mangos, son ligeramente ácidas, por lo que evalúa tu tolerancia. Los plátanos son seguros para consumir. Puedes comer la mayoría de los vegetales, ya que son bajos en ácido. Las berenjenas y pepinillos, sin embargo, son muy ácidos y pueden causar problemas. Las zanahorias, coliflor (cauliflower), alcachofas (artichoke), nabos y chalotes (shallots) son ligeramente ácidos.

Otros alimentos ácidos

Algunos frutos secos son muy ácidos, como las nueces, avellanas, cacahuetes, pecanas y pistachos, pero las almendras y las nueces de Brasil son seguras para comer. El suero de leche envejecida, yogur endulzado con fruta, quesos duros, quesos blandos son muy ácidos y deben ser evitados. El vinagre, ajo, pizza, salsas italianas, chiles, carnes grasas, carne roja y palomitas de maíz también pueden causar problemas debido a la acidez elevada.

Después de una dieta anitis

Trata de seguir una dieta de eliminación estricta durante tres semanas para ver si tus síntomas mejoran. Consulta a tu proveedor de atención médica para obtener una lista completa de alimentos seguros y alimentos que debes evitar. Mantén un diario de la dieta para mantener un registro de tus comidas y gravedad de los síntomas. Después de tres semanas, reintroduce los alimentos eliminados uno por uno cada dos o tres días. La reintroducción de los alimentos lentamente ayuda a identificar el alimento o alimentos causantes.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por gabriela nungaray