La dieta y la albúmina

La albúmina es una proteína importante en el organismo que desempeña muchas funciones esenciales en nuestra supervivencia. Cuando el nivel de suero en la albúmina disminuye, se pueden desencadenar consecuencias negativas rápidamente. La albúmina ha sido utilizada por los nutricionistas como indicador del estado nutricional durante mucho tiempo, pero una nueva investigación demuestra que la albúmina puede no verse afectada solamente por la dieta.

Albúmina

La albúmina es una proteína de unión sérica en el cuerpo que transporta bilirrubina, ácidos grasos, metales, iones, hormonas y fármacos exógenos a través del organismo. La albúmina en el suero sanguíneo también ejerce presión sobre las células del cuerpo. Cuando la concentración de albúmina en el suero sanguíneo disminuye, puede filtrarse líquido por las células del cuerpo y derivar en un edema. La albúmina también es importante para la función adecuada de las plaquetas, y se han asociado los bajos niveles de albúmina con una dificultad para combatir las infecciones. La albúmina es formada a partir de proteínas de la dieta por las células del hígado a una proporción de 15 gramos por día en los individuos sanos. El nivel de albúmina en el suero sanguíneo oscila de 3,5 a 4,5 g/dL y se puede medir en un análisis de sangre simple.

La dieta y la albúmina

La disminución de la albúmina sérica puede ser causada por la ingesta inadecuada de proteínas en la dieta. Sin embargo, la deshidratación, las transfusiones de sangre, el marasmo, la insuficiencia hepática, la ascitis, una inflamación, el estrés metabólico, un trauma, quemaduras y el cáncer puede también causar una disminución de la albúmina sérica independientemente de la ingesta de proteínas. Si tienes una reducción de la albúmina sérica y una de estas afecciones que causan estrés e inflamación, la disminución puede no necesariamente estar relacionada con la ingesta de proteínas. Por lo tanto, es importante establecer la causa de la disminución de la albúmina sérica para determinar si una intervención dietética funcionará.

Proteínas recomendadas

La ingesta diaria de proteínas recomendada para mantener los niveles de albúmina sérica en un adulto sano menor de 65 años es de 0,8 gramos por kilogramo de peso corporal, con un consumo mínimo de 50 gramos de proteína al día para las mujeres y 63 gramos al día para los hombres. La dosis recomendada para personas de 65 y mayores oscila entre 0,8 y 1,0 gramos por kilogramo de peso corporal. Las enfermedades, cirugías, rotura de huesos, quemaduras y otras afecciones pueden aumentar las necesidades diarias de proteínas de 1,1 a 2,0 gramos por kilogramo de peso corporal. Consulta a un médico o un dietista registrado para que te ayude a determinar la cantidad de proteína que necesitas en forma diaria.

Fuentes de proteínas

Las proteínas completas, como las que son de origen animal, son las mejores para saciar los niveles bajos de albúmina sérica. Estas fuentes incluyen la carne, el pescado, las aves, los huevos y los productos lácteos. Una porción típica de 3 onzas (85 gramos) de carne (del tamaño de una baraja de cartas) proporciona 21 gramos de proteína. Un vaso de 8 onzas (237 cm³) de leche aporta 8 gramos de proteína, 8 onzas (237 cm³) de yogur brindan 11 gramos, y un huevo grande proporciona 6 gramos. Para aquellos que tienen dificultad para comer cantidades adecuadas de alimentos, las bebidas nutricionales que reemplazan comidas aportan entre 8 y 16 gramos de proteína por cada 8 onzas (237 cm³), según el producto.

Más galerías de fotos



Escrito por kay brown | Traducido por nieves fragola