La dieta AHA de tres días

La dieta AHA de tres días es uno de los muchos nombres con los que se conoce a un programa de pérdida rápida de peso que te promete ayudarte a perder 10 libras en 36 horas si te adhieres de manera estricta a todas sus instrucciones. También llamada la dieta de tres días de la Cleveland Clinic, la dieta Cardiaca y la dieta de la Birmingham Hospital Cardiac Unit, la dieta AHA afirma haber sido desarrollada por la American Heart Association. La organización, sin embargo niega toda conexión con ese programa. Las instituciones médicas con mayor reputación están de acuerdo en que la dieta AHA de tres días es poco saludable y una pobre elección para la gente que busca lograr una pérdida de peso constante y sostenible.

Plan de alimentación

La dieta AHA de tres días proporciona instrucciones altamente específicas para los menús del desayuno, la comida y la cena. Se permiten unas pocas sustituciones. En el primer día de la dieta, se te indica que deberás comer la mitad de una toronja para el desayuno, acompañada de una rebanada de pan tostado untado de mantequilla de maní, otra rebanada de pan tostado con 1/2 taza de atún para la comida y 3 onzas de carne de res magra, pollo o pescado acompañado de judías verdes, zanahorias, una manzana y una taza de helado de vainilla. El desayuno del día 2 consiste de un huevo, una rebanada de pan tostado y una banana, mientras que la comida consiste de cinco galletas saladas con 1 taza de queso cottage o atún. La comida consiste de dos salchichas acompañadas de zanahorias, brócoli o col, una banana y helado. En el último día de la dieta, podrás comer galletas saladas con queso cheddar y una manzana para el desayuno, un huevo duro y una rebanada de pan tostado para la comida y 1 taza de atún, coliflor y melón para la cena, junto con más helado de vainilla.

Lineamientos

Esta dieta AHA de tres días te indican que debes tomar agua, soda dietética, té sin endulzar y café negro diariamente, pero especifica estrictamente que no tienes permiso de usar otro tipo de condimentos aparte de la sal, pimienta, jugo de limón y mostaza, ni de comer ningún tipo de bocadillo entre comidas. Quienes proponen esta dieta afirman que cambiar cualquiera de los alimentos de los menús o las cantidades de los mismos pueden evitar que logres perder la cantidad óptima de peso. Afirman que la dieta funciona debido a que las combinaciones específicas de alimentos estimulan e incrementan tu metabolismo. A los seguidores de esta dieta se les anima a comer normalmente por los cuatro días siguientes a los tres días de este plan, después de los cuales pueden continuar con la dieta otra vez.

Posibles riesgos

Si sigues la dieta AHA de los tres días estrictamente, estarás consumiendo únicamente entre 600 y 1.100 calorías diariamente. Las dietas que requieren una restricción tan grande de tu consumo calórico pueden llevar a tu cuerpo a entrar a un modo de inanición, causando que metabolices el músculo magro y otros tejidos corporales para obtener energía, lo que puede cansar a los riñones y al hígado. Las dietas restrictivas de este tipo pueden también causar que desarrolles deficiencias nutricionales, incrementar el riesgo desarrollar un desequilibrio mineral y de electrolitos, anemia, cabello y uñas quebradizas, depresión y osteoporosis, de acuerdo con el sitio web All Info About Diets & Nutrition. Comer menos de 1.000 al día pueden no proporcionarte la suficiente glucosa en la sangre para mantener tu cerebro y sistema nervioso funcionando apropiadamente. Además, la dieta AHA de tres días puede propiciar involucrarte en un círculo de dietas yo-yo, que puede incrementar tu riesgo de sufrir cálculos biliares.

Opinión de los expertos

La American Heart Association advierte que la dieta AHA de tres días no se originó dentro de esta organización y no se ajusta a la recomendación del AHA de limitar el colesterol y el consumo de grasas saturadas evitando las comidas incluidas en el plan, como las salchichas y el helado. De acuerdo con el AHA, la mejor manera de perder peso y prevenir las enfermedades cardiovasculares no es seguir una dieta restrictiva a corto plazo, sino comer una amplia variedad de alimentos bajos en grasa, como las frutas, los vegetales, granos enteros y proteínas magras e involucrarse en 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por reyes valdes