Dieta adecuada cuando se toman anticoagulantes

Los coágulos en la sangre pueden mortales, contribuyen a un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Si tu médico sospecha que tu estás en riesgo de formar coágulos en la sangre o si lo has experimentado en el pasado, te pueden recomendar que tomes un medicamento anticoagulante. Estos medicamentos pueden reducir el riesgo de un evento que amenace la vida, pero hay que tomar precauciones especiales cuando se toman estos medicamentos, sobre todo evitar ciertos alimentos en tu dieta que puede interferir con la efectividad del anticoagulante.

Interferencia de la vitamina K

El mayor cambio en tu dieta cuando estés tomando medicamentos anticoagulantes como la warfarina, será evitar los alimentos que contienen vitamina K. Esta vitamina desempeña un papel esencial en la coagulación de la sangre y puede interferir con el funcionamiento de la warfarina en el cuerpo. Aunque puedes comer una cierta cantidad de alimentos que contengan vitamina K, tu médico podría recomendarte evitar alimentos que contienen altos niveles de vitamina K.

Alimentos con vitamina K

Muchas verduras de hojas verdes son ricas en vitamina K. Aquí se incluye la col rizada, espinacas, coles de Bruselas, perejil, hojas de mostaza, acelga y repollo verde. Además, el té verde tiende a ser alto en vitamina K y debes evitarlo en tu dieta durante el tratamiento con anticoagulantes.

Alimentos anticoagulantes

Al igual que ciertos alimentos pueden contribuir a la coagulación de la sangre, otros la pueden adelgazar. Esta es una preocupación cuando estás tomando anticoagulantes, porque si tu sangre se vuelve demasiado delgada, incluso una cortada pequeña puede provocar una pérdida excesiva de sangre. Ejemplos de alimentos que son anticoagulantes naturales incluyen al jugo de arándano y al alcohol. Habla con tu médico acerca de estos alimentos para que te indique si alguno de ellos es aceptable y en qué cantidad, durante el tratamiento con anticoagulantes. Si estás sano y no tienes daños en el hígado, tu médico puede recomendarte limitar el consumo a una o dos porciones de alcohol por día, de acuerdo con la Marshfield Clinic,, una clínica de salud con sede en Wisconsin. Una porción es igual a cerca de 5 oz (148 ml) de vino, 1 oz (29,6 ml) de licor o 12 oz (355 ml) de cerveza.

Consideraciones

Como los alimentos que contienen vitamina K son a menudo vegetales saludables en tu dieta, puedes tener un momento difícil al eliminarlos completamente. Si este es el caso, habla con tu médico acerca de las porciones de vitamina K que disfrutas todos los días. Sabiendo la cantidad de vitamina K que consumes en promedio, tu médico puede ajustar la dosis del medicamento para permitir una cierta ingesta diaria. Además de evitar los alimentos que interfieren con anticoagulantes, por lo general puedes mantener la misma dieta que tenías antes de empezar a tomar el medicamento.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por sergio mendoza