Dieta con 60 gramos de proteína después de una banda gástrica

Cuando se realiza un procedimiento de banda gástrica, también llamada banda gástrica ajustable, el cirujano restringe el estómago a una pequeña bolsa por el deslizamiento de una banda de silastic ajustable alrededor de la porción superior del estómago. Después de la recuperación del paciente, el cirujano ajusta la banda inyectando o retirando agua salada estéril a la banda con una aguja. El paciente pierde peso debido a que ya no puede comer grandes cantidades de comida, pero debe comer mucha proteína para el resto de su vida para mantener la salud.

Requerimientos de proteína


Los huevos también tienen un alto contenido de proteína.

La mayoría de los estadounidenses adultos sanos necesitan un promedio de 50 gramos de proteína por día, de acuerdo con Centers for Disease Control and Prevention. Después de la cirugía para perder peso, incluidos los procedimientos de banda gástrica, los pacientes necesitan de 60 a 80 miligramos de proteína al día para el resto de sus vidas para prevenir la pérdida de cabello y masa muscular magra, dice Linda Aills, RD, investigadora principal de un estudio publicado en la edición de septiembre de 2008 de Surgery for Obesity and Related Diseases.

Fuentes de proteína

Dado que el procedimiento reduce el estómago al tamaño de un huevo, se deben elegir fuentes de proteínas completas de alta calidad que tengan los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita. Los ejemplos de proteínas completas incluyen la carne, el pescado, los huevos, la soya y los productos lácteos bajos en grasa. Hasta que puedas comer suficiente comida sólida para satisfacer tus necesidades de proteínas, puedes usar batidos de proteína de suero de leche, caseína, clara de huevo o soja, dice Aills.

Lineamientos


La banda gástrica restringe el consumo de alimentos.

A diferencia de los procedimientos de bypass gástrico que reducen el tamaño del estómago y bloquean la absorción de calorías, la cirugía de banda gástrica funciona exclusivamente mediante la restricción de la cantidad de alimento que puedes consumir en una comida; por lo tanto, no experimentarás el síndrome de dumping, una condición que hace que los pacientes con bypass gástrico experimenten diarrea, náuseas y dolor abdominal después de comer alimentos ricos en azúcar o grasa. El éxito a largo plazo de la cirugía depende de la restricción del consumo a alimentos sólidos, bajos en calorías y ricos en proteínas de alta calidad, tres veces al día sin bocadillos en medio.

Elecciones con proteína


Consume mantequilla de maní, la cual tiene un alto contenido de proteína.

Algunas personas necesitan más de 60 g de proteína por día después de la cirugía, así que sigue las instrucciones de tu nutricionista al pie de la letra. Planea comer proteínas bajas en grasas en cada comida, añade pequeñas cantidades de frutas, verduras y granos enteros si no quedas satisfecho después de comer la proteína. Necesitarás alrededor de ocho porciones de 1 onza de proteína al día o más, según Highland Hospital. Una porción de proteína es igual a 3 onzas de carne, pescado o aves de corral, un huevo, 1 cucharada de mantequilla de maní, 1 onza de queso duro, 1 taza de leche sin grasa, o 1/4 de taza de requesón.

Ejemplo de un menú


Consume requesón y fruta

Para consumir 63 gramos de proteínas en tres comidas, comienza con 1/2 taza de requesón (14 gramos de proteína) cubierto con piña enlatada en su jugo. Para el almuerzo, come 3 onzas de atún enlatado (21 gramos de proteína) con 1 cucharada de mayonesa ligera, una ensalada y una rebanada de pan de trigo entero. La cena puede ser de 1/2 taza de pollo cocido (28 gramos de proteína) con zanahorias cocidas.

Comidas a evitar


Debes evitar las hamburguesas.

Evita las fuentes de proteínas de alto contenido graso que añaden calorías innecesarias a tu dieta. Los alimentos que se deben evitar incluyen el chorizo, el tocino, las salchichas, el pescado o las carnes empanadas, la carne marmolada, los productos lácteos ricos en grasa, de acuerdo con las recomendaciones de HighlandHospital. La preparación también hace la diferencia, de manera que elige los métodos bajos en grasa como asar, hornear o rostizar en vez de freír y quita la piel del pollo antes de comerlo. Muchos pacientes con banda gástrica también descubren que no pueden digerir la hamburguesa, los bistec y las carnes fibrosas fácilmente, de manera que evítalas por completo si experimentas problemas.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por maria del rocio canales