Cómo hacer que los dientes de los niños queden blancos

Los niños tienen un apetito insaciable para todas las cosas que son pegajosas y divertidas para comer. El problema con estos alimentos es que no son buenos para los dientes porque las placas pueden aparecer rápidamente. Esta se forma por bacterias de la boca y, cuando el azúcar está presente, la placa se vuelve pegajosa y se une a los dientes. A veces, sin importar cuánto o qué tan seguido el niño se lave los dientes, la placa impide que estos se vean blancos. Pero hacer que estos dientes queden más blancos no debería ser muy difícil, ya que hay muchas opciones para ayudar a que tu niño logre tener una sonrisa brillante.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Pasta dental blanqueadora
  • Hilo dental

Instrucciones

  1. Visita al dentista. Los niños deberían ver al dentista cuando cumplen 1 año, según la American Dental Association. Si un niño parece estar a riesgo de cualquier problema, el dentista puede aplicar soluciones tópicas, como fluoruro, para ayudar con caries futuras, y también puede darle una buena limpieza a los dientes cada seis meses o una vez al año.

  2. Cepilla los dientes dos veces al día con una pequeña cantidad de pasta dental blanqueadora con fluoruro. Esto ayuda a eliminar el almidón y el azúcar de los dientes para que las blancas perlas puedan brillar. En cuanto tu niño tenga dos dientes que se toquen, es importante mostrarle como usar el hilo dental apropiadamente. Esto ayuda a eliminar la placa, la que se endurece eventualmente y se convierte en tártaro. Hasta que este sea eliminado por un dentista, cubre los dientes y hace que parezcan amarillentos.

  3. Compra tiras blanqueadoras de venta libre para niños con los dientes delanteros permanentes. Debe ser alrededor de los 12 años, ya que antes podrían no estar presentes todos los dientes permanentes, lo que puede hacer que el color de los mismos sea inconsistente. Usa estas tiras de peróxido de hidrógeno según las instrucciones. Los resultados podrían tardar en aparecer unas semanas.

  4. Pregúntale al dentista si las bandejas de blanqueamiento son una opción y consulta con tu seguro médico para ver si cubre el tratamiento. Estas están llenas con 10 por ciento de peróxido de carbamida. El paciente duerme con la bandeja insertada durante alrededor de cuatro semanas.

  5. Investiga el blanqueamiento en el dentista para ver si los dientes de tu niño necesitan ser blanqueados inmediatamente. El dentista podría aplicar primero una capa protectora para las encías y luego poner una solución blanqueadora que consiste de 15 a 35% de peróxido de hidrógeno. El dentista luego usa un láser de calor para sellar la solución.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa finn | Traducido por maría marcela mennucci