La diarrea y el desequilibrio de electrolitos

La diarrea es la segunda enfermedad más común reportada en Estados Unidos. Los episodios de diarrea pueden durar sólo uno o dos días de forma aguda, o la condición puede ser crónica, que dura de cuatro semanas o más. Cuando sufras de diarrea, la mayor preocupación es la pérdida de líquidos, lo cual puede conducir a un desequilibrio electrolítico, deshidratación y pérdida de peso no deseada.

Causas de la diarrea

Las infecciones bacterianas, el estrés, los medicamentos y las enfermedades crónicas pueden todos llevar a la diarrea. Los alimentos o agua contaminados con Campylobacter, Salmonella, Shigella o E. coli pueden causar diarrea bacteriana. Los parásitos también pueden causar diarrea si los alimentos o el agua han sido infectados con Giardia Iamblia o cryptosporidium. Los medicamentos como antibióticos, medicamentos para tratar el cáncer y antiácidos que contengan magnesio pueden causar diarrea también. Además, la diarrea puede ser un síntoma de otro problema, tales como el síndrome irritable tazón, enfermedad de Crohn, la enfermedad celíaca o la colitis ulcerosa.

Peligros de la diarrea

La diarrea son heces sueltas acuosas que ocurren tres o más veces al día. También puedes tener calambres, náuseas o fiebre. Las heces sueltas contienen más agua y nutrientes que las heces normales, sólidas y hace que el cuerpo pierda rápidamente los líquidos y electrolitos. Esta pérdida puede conducir a un desequilibrio electrolítico, deshidratación y, en algunos casos, la desnutrición. Si no se trata, la deshidratación puede dañar los órganos y provocar shock o coma.

Síntomas de desequilibrio de electrolitos

Los electrolitos son minerales en el cuerpo que regulan muchas funciones corporales, como la función nerviosa y muscular y el desarrollo de los huesos. También mantienen el ritmo cardíaco normal, la presión arterial y el equilibrio de líquidos. El calcio, cloruro, potasio, magnesio y sodio son todos los electrolitos. Durante la pérdida de fluido prolongada, que se produce durante episodios de diarrea, estos electrolitos se pueden encontrar en los niveles más altos o más bajos de lo normal y causan una variedad de síntomas. Puedes experimentar espasmos musculares, debilidad, temblores, entumecimiento, confusión o letargo. Si el desequilibrio electrolítico no se corrige, puede conducir a trastornos de los huesos, cambios en la presión arterial, trastornos del sistema nervioso, convulsiones o latidos cardíacos irregulares.

Tratar la diarrea

En la mayoría de los casos, la diarrea puede ser tratada mediante la sustitución de fluidos y electrolitos. Aunque importante en la rehidratación, el agua no contiene electrolitos. Asegúrate de beber líquidos como jugos de frutas, bebidas deportivas y el caldo de corregir los desequilibrios de electrolitos. Los medicamentos sin receta pueden tratar la diarrea en adultos. Si una infección bacteriana ha causado la diarrea, sin embargo, los medicamentos de venta libre no ayudarán, y puedes necesitar un médico que te recete un antibiótico. Los niños no deben recibir medicamentos para tratar la diarrea sin el consentimiento del médico.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea flahive, rdn, ld | Traducido por verónica sánchez fang