Diabéticos y salchichas

Las salchichas, un alimento muy común del desayuno en Estados Unidos, suelen estar hechas de carne de vaca, cerdo o una mezcla de ambas. Esta carne de desayuno suele servirse con huevos o panqueques y también se utiliza en comidas del desayuno como quiche, omelettes y frittatas. Diversos componentes de las salchichas empaquetadas pueden tener efectos muy negativos para la salud de los diabéticos.

Grasas saturadas

Las salchichas hechas de carne de cerdo o vaca suelen tener muchas grasas saturadas. Una salchicha hecha de una mezcla de carne de vaca y de cerdo contiene aproximadamente 3,499 g de grasas saturadas, de acuerdo a "USDA National Nutrient Database" (base de datos nacional de nutrientes del Ministerio de Agricultura de Estados Unidos). Los diabéticos deben limitar el consumo de grasas saturadas a aproximadamente el 7 por ciento de las calorías diarias, o 15 g por día para la mayoría de los adultos. Las grasas saturadas pueden contribuir al colesterol elevado y enfermedades cardíacas, que son complicaciones comunes para los diabéticos.

Grasas trans

La carne de cerdo y de vaca contienen pequeñas cantidades de grasas trans. Sin embargo, la fritura de las salchichas en margarina, manteca o grasa de cerdo puede aumentar dramáticamente el contenido de grasas trans. Las salchichas fritas pueden contener 5 g de estas grasas dañinas. Las grasas trans pueden aumentar los niveles de lipoproteínas de baja densidad, lo que puede conllevar a la placa arterial, endurecimiento de las arterias y enfermedades cardiovasculares. También pueden reducir los niveles de las lipoproteínas de alta densidad, que ayudan a prevenir los depósitos de placa en las arterias. Las grasas trans deben constituir no más del 7 por ciento del consumo total de calorías (alrededor de 2 g en una dieta de 2.000 calorías). Esto es especialmente el caso de los diabéticos, que tienen un riesgo mayor de sufrir enfermedades cardíacas.

Azúcar refinada

A pesar de que las salchichas no se consideran alimentos dulces, la mayoría de las salchichas empaquetadas de Estados Unidos contienen azúcar refinada y jarabe de maíz rico en fructosa. Los azúcares refinados son carbohidratos que se convierten rápidamente en glucosa en el torrente sanguíneo. Los niveles elevados de glucosa pueden ser tóxicos para el hígado y pueden producir síntomas hiperglucémicos relacionados con relacionados con la diabetes, como cansancio, mareos, función mental reducida y desmayos. Los niveles elevados de glucosa en sangre también promueven la producción de insulina en el páncreas, que puede hacer que las células del cuerpo se vuelvan resistentes a la absorción de glucosa, conforme a "University of Maryland Medical Center" (Centro Médico de la Universidad de Maryland).

Alternativas

Si haces salchichas de pavo de cero, puedes utilizar carne de pavo magra para evitar las grasas saturadas que se encuentran en las salchichas de carne de cerdo y vaca. Al hacer tus propias salchichas también podrás omitir los azúcares y el jarabe de maíz rico en fructosa. Fríe las salchichas de pavo en 1 cucharada de aceite de oliva en lugar de hacerlo en grasa de cerdo, manteca o margarina. El aceite de oliva contiene grasas insaturadas, que pueden ayudarte a reducir los niveles de colesterol. También puedes elegir las salchichas vegetarianas pre-cocidas y limitar el consumo de grasas saturadas. Sin embargo, evita estos alimentos si sufres de una alergia a la soja. Las salchichas vegetarianas suelen contener proteínas vegetales texturadas, que son un derivado de la soja.

Más galerías de fotos



Escrito por owen pearson | Traducido por florencia prieto