¿Los diabéticos pueden consumir demasiados Cheerios?

Cheerios es uno de los muchos cereales para desayunar populares regularmente consumidos por muchos estadounidenses, incluyendo los diabéticos. Estos cereales para el desayuno son bajos en grasa y en azúcar y contienen un tipo de fibra llamado fibra soluble, que ha mostrado que ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL. Sin embargo, como todos los cereales para el desayuno, Cheerios contiene carbohidratos, un nutriente que necesita ser controlado para poder mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro del objetivo recomendado de 70 a 130 mg/dL antes de los alimentos y no más de 180 mg/dL dos horas después de comenzar los alimentos.

Los carbohidratos y la diabetes

Los carbohidratos se encuentran en el azúcar, los vegetales con almidón, las frutas, la leche, el yogur y los granos, como los cereales para el desayuno. Siempre que consumes carbohidratos en un alimento o refrigerio, se convierten en una pequeña molécula de azúcar, o glucosa, durante el proceso de la digestión. La glucosa resultante de la digestión de los carbohidratos ingresa después a tu torrente sanguíneo para elevar los niveles de azúcar en la sangre. Regularmente, las personas sin diabetes son capaces de controlar este incremento en sus niveles de azúcar sanguíneos produciendo la cantidad correcta de insulina para contrarrestar la glucosa en la sangre. En los diabéticos, sin embargo, consumir demasiados carbohidratos al mismo tiempo puede dar como resultado niveles de azúcar en la sangre incrementados, ya sea por la falta de insulina, como en la diabetes tipo 1, o por la resistencia de las células del cuerpo a responder de forma adecuada a la insulina, como en la diabetes tipo 2.

Información de nutrición de los Cheerios

Aunque 1 taza de Cheerios solamente contiene 1 g de azúcar por porción, también contiene 20 g de carbohidratos totales, incluyendo 3 g de fibra. Como la fibra no eleva tus niveles de azúcar en la sangre, puedes restarla de los carbohidratos totales, lo que ya incluye la cantidad de azúcar. En este caso, 1 taza de Cheerios por lo tanto contiene 17 g de carbohidratos disponibles. Los Cheerios de manzana y canela (cinnamon) contienen 24 g de carbohidratos y 2 g de fibra por 3/4 de taza, lo que corresponde a 22 g de carbohidratos disponibles para una porción más pequeña, al igual que los Cheerios de plátano y nueces (nuts).

Comer demasiados Cheerios

Para la mayoría de los diabéticos, una comida no debe contener más de 45 g a 60 g de carbohidratos, de acuerdo con la American Diabetes Association. Algunos diabéticos también necesitan restringir aún más su ingesta de carbohidratos debajo de estas recomendaciones generales para tener un buen control de sus niveles de azúcar en la sangre. Si tu tazón de cereales por la mañana incluye 2 tazas de Cheerios regulares, 1 taza de leche y un plátano completo en rebanadas, el contenido de carbohidratos disponibles llegará a 76 g, lo que podría dar como resultado niveles de azúcar en la sangre elevados. Si decides consumir como refrigerio Cheerios de manzana y canela, puedes comer fácilmente de 1 a 2 tazas, lo que correspondería de 22 g a 44 g de carbohidratos. Esta es una cantidad considerable, considerando que un refrigerio no debe contener más de 15 g a 30 g de carbohidratos, y podría hacer que tus niveles de azúcar en la sangre se elevarán por encima del rango recomendado.

Cheerios en el desayuno

Si disfrutas comer Cheerios para el desayuno, los puedes incluir en tu dieta para la diabetes en una cantidad controlada. Por ejemplo, podrías consumir 1 taza de Cheerios regulares con 3/4 de taza de leche y medio plátano para un total de 41 g de carbohidratos disponibles. Si eliges las variedades con sabor de los Cheerios, ese mismo desayuno podría contener 53 g de carbohidratos disponibles. También puedes consumir 1 taza de Cheerios regulares mezclados con 2/3 de taza de yogur natural y ½ taza de moras azules o 1 taza de fresas para un total de 40 g de carbohidratos disponibles. Si necesitas mantener más bajos los carbohidratos para disminuir tus niveles de azúcar en la sangre, divide la porción de Cheerios a la mitad y completa tu comida con más proteínas de huevos, almendras o mantequilla de maní.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por laura de alba