¿Pueden los diabéticos comer manzanas?

La frase popular promueve que "una manzana al día mantendrá alejado al médico", pero algunos diabéticos se preocupan de que la fruta sea realmente perjudicial para su salud. Los diabéticos deben seguir siempre un plan de alimentación saludable para mantener estables los niveles de glucosa en la sangre. Debido a los niveles de glucosa inestables, los alimentos ricos en azúcar suelen ser evitados. Afortunadamente, los azúcares contenidos en la fruta son perfectamente aceptables en una dieta para diabéticos equilibrada. Los diabéticos pueden sentirse en libertad de comer manzanas, al igual que la mayoría de las frutas.

Nutrientes de la manzana

La manzana promedio contiene aproximadamente de 80 a 90 calorías, y solo unas pocas de ellas provienen de la grasa. Una sola manzana contiene cerca de 4 g de fibra dietética y aproximadamente 8 g de vitamina C. Desafortunadamente, las manzanas no son una excelente fuente de otras vitaminas o minerales. Sin embargo, contienen cantidades significativas de antioxidantes y flavonoides.

Beneficios para la salud

Los beneficios para la salud de las manzanas, en lo que se refiere a los altos niveles de azúcar en la sangre que preocupan a los diabéticos, son muy superiores. De hecho, las manzanas destacan, junto con los arándanos y las uvas, como especialmente benéficos para reducir el riesgo de diabetes tipo 2, de acuerdo con la Harvard Gazette. Las manzanas contienen generosas cantidades de antioxidantes, fibra dietética y flavonoides, los cuales protegen la salud en general del corazón. Y aunque son necesarios más estudios, las manzanas también han demostrado ayudar a salud de la función pulmonar, reducir el riesgo de asma y proteger el cuerpo contra ciertos tipos de cáncer.

Carbohidratos

Dado que las manzanas contienen una cantidad moderada de carbohidratos, los diabéticos pueden contar con esta fruta como parte de su plan de alimentación saludable. La manzana promedio contiene aproximadamente 20 g de carbohidratos, la mayoría de los cuales provienen de los azúcares naturales de la fruta. La American Diabetes Association (Asociación Americana de la Diabetes) recomienda que "la fruta se puede consumir en lugar de otros carbohidratos en su plan de comidas, como almidones, cereales o lácteos".

Índice glucémico

El índice glucémico es una herramienta excelente para los diabéticos, ya que puede ayudar a determinar cómo se comportan varios alimentos al interior del cuerpo una vez que se consumen. GlycemicIndex.com explica que "el índice glucémico (GI por sus siglas en inglés) es un rango de los carbohidratos en una escala de 0 a 100 de acuerdo con el nivel al que elevan los niveles de azúcar en la sangre después de comerse". En general, se recomienda que los diabéticos elijan alimentos con bajo índice glucémico; estos alimentos producen un aumento gradual de azúcar en la sangre y la insulina. El índice glucémico de una manzana generalmente varía de 30 a 50, lo cual se considera bajo.

Consideraciones

Al igual que con casi todos los demás alimentos, el tamaño de las porciones sigue siendo importante incluso en el caso de las manzanas saludables para el corazón. Aunque los carbohidratos y los azúcares proporcionados por una manzana pueden ser un buen complemento en la dieta de cualquier diabético, comer demasiadas manzanas juntas puede causar picos de azúcar en la sangre. Elige una manzana pequeña o mediana en lugar de una grande. Opta por manzanas frescas y crudas, en lugar de manzanas secas o en conserva. Y por supuesto, evita las manzanas cubiertas de caramelo o chocolate y espolvoreadas con golosinas.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por tere colín