¿Para qué se usa la DHEA?

La dehidroepiandrosterona o DHEA, es una hormona esteroide que es producida naturalmente por las glándulas suprarrenales. Esta hormona se puede transformar en testosterona, estrógeno u otros tipos de esteroides. La cantidad de DHEA en tu cuerpo comienza a disminuir después de que cumples los 30. Algunas personas con enfermedades como anorexia, enfermedad renal en etapa terminal, diabetes tipo 2, SIDA e insuficiencia suprarrenal y la enfermedad crítica que experimenta bajos niveles de DHEA. No se han realizado estudios sobre los efectos a largo plazo de su uso y suplementar esta hormona en tu cuerpo pueden causar niveles más altos que los normales de andrógenos y estrógenos. El uso de cualquier medicamento, incluyendo la DHEA, no se debe utilizar sin la supervisión de un profesional de salud con licencia.

Usos

Durante los últimos 30 años , la DHEA se ha usado para tratar la obesidad , la diabetes y el lupus. Las personas que han utilizado este hormona informan la mejora en el sueño, en los niveles de energía y en una sensación de bienestar. Según el Instituto Nacional de Salud (National Institute of Health), otras condiciones pueden beneficiarse de la utilización de la DHEA , pero se necesitan más estudios clínicos, como en el envejecimiento, en las enfermedades alérgicas, en la pérdida de la menstruación debida a la anorexia, en la andropausia/andrenopausia, en el angioedema, en la ansiedad, en el asma, en las enfermedades óseas, en la pérdida ósea asociada con la anorexia, en el cáncer de vejiga, en el cáncer de mama, en las quemaduras, en el cáncer de colon, en la demencia, en la diabetes, en la fatiga, en los ataques al corazón, en el colesterol alto, en la enfermedad de Huntington, en la gripe, en las enfermedades de las articulaciones, en la lipodistrofia en el VIH, en la protección del hígado, en la malaria, en la desnutrición, en los trastornos de movimiento, en la esclerosis múltiple, en la osteoporosis, en el cáncer pancreático, en la enfermedad de Parkinson, en la mejora del rendimiento, en el síndrome de ovario poliquístico, en el trastorno del estrés postraumático, en el síndrome premenstrual, en el cáncer de próstata, en la enfermedad de Raynaud,en la cicatrización de injertos de piel, en los trastornos del sueño, en el estrés, en el tétanos, en la colitis ulcerosa y en la encefalitis viral.

Riesgos

El uso a largo plazo de los suplementos de DHEA aumenta tu riesgo de desarrollar cáncer en la próstata, de mama y de ovario porque esta hormona provoca un nivel mayor a lo normal de andrógenos y estrógenos en el cuerpo. La resistencia al tamoxifeno en el cáncer de mama se atribuye al uso de DHEA y los altos niveles de la hormona se han correlacionado con incidentes de síndrome de Cushing.

Administración

DHEA-S significa sulfato de DHEA, y puede ser utilizado para tratar condiciones, al igual que la forma original de la DHEA. Este suplemento hormonal viene en inyección, cápsula, tableta o crema. La dosis por lo general oscila entre 25 y 200 miligramos por día, pero el American Journal of Psychiatry (Revista Estadounidense de Psiquiatría) informó un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud Mental (National Institutes of Mental Health), mostrando que mayores dosis de 200 a 500 miligramos por día tienen efectos terapéuticos para la depresión en pacientes con VIH/SIDA.

Efectos secundarios

No hay muchos efectos secundarios reportados cuando los suplementos de DHEA se toman por vía oral, siguiendo las dosis recomendadas. Los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health) informa que los efectos secundarios reportados incluyen fatiga, congestión nasal, dolor de cabeza, acné y pulso irregular.Los efectos secundarios más comunes en las mujeres son los periodos anormales, emociones inestables, dolor de cabeza e insomnio. Otros efectos secundarios incluyen problemas de sueño, agitación, delirios, manía, nerviosismo, irritabilidad o psicosis.

Consideraciones

La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration,o FDA) no regula las hierbas y suplementos en la misma forma en la que otras drogas están reguladas. No tienes una garantía de la potencia, pureza o seguridad de los suplementos de DHEA, y los efectos podrían variar. La FDA se encuentra en medio de examinar la posibilidad de clasificar a la DHEA como una droga de la Lista III debido a su efecto esteroideo en el cuerpo. Si esto ocurre, será muy difícil obtener esta hormona esteroidea.

Más galerías de fotos



Escrito por kerry l williams | Traducido por francisco roca