Dextrosa versus fructosa

La fructosa y la dextrosa son dos tipos diferentes de azúcares. Otros azúcares son lactosa, maltosa y sacarosa. Los distintos tipos de alimentos contienen azúcares diferentes. Por ejemplo, la fruta contiene fructosa, mientras que los suministros de leche, lactosa; la maltosa puede encontrarse en el whisky, la cerveza y la malta, y las frutas y jugos de vegetales son fuentes de dextrosa. Este último es también conocido como glucosa.

El combustible del cuerpo

La dextrosa o glucosa, el tipo de azúcar utilizado para medir los niveles de azúcar en la sangre, es una fuente primaria de energía para casi todas las células del cuerpo, incluyendo las células del cerebro. La glucosa existe en una concentración de 1% en la sangre humana y es el azúcar más importante en el metabolismo. El cuerpo la fabrica de los carbohidratos como frutas, cereales, pan, pastas y arroz.

Cuán dulce es

La fructosa, el azúcar que le da sabor dulce a la fruta, también está presente en los vegetales y la miel. Durante las últimas dos décadas, la fructosa, en su forma cristalina, se ha utilizado como edulcorante nutritivo de los alimentos y bebidas. La fructosa cristalina es una forma procesada de la fructosa que consiste en al menos 98% de fructosa pura y se estima que es alrededor de 20% más dulce que el azúcar de mesa.

Diferentes azúcares

La fructosa y la glucosa tienen mucho en común. Ambos son azúcares simples que proporcionan energía a las células del cuerpo. La fructosa, sin embargo, no causa secreción de insulina, como la glucosa. Este efecto puede conducir a una mayor proporción de acumulación de grasa, según un estudio de 2002 publicado en el "American Journal of Clinical Nutrition" que señala que la posibilidad del aumento de peso es mayor para aquellos que consumen dietas con alto contenido de fructosa.

Efectos sobre la salud

El jarabe de maíz rico en fructosa (HFCS) es un edulcorante procesado ampliamente utilizado que contienen fructosa y glucosa. Las variedades más utilizadas incluyen HFCS 55, que contiene un 55% de fructosa y 42% de glucosa, y HFCS 42, que contiene 42% de fructosa y 53% de glucosa. Muchos problemas de salud rodean al jarabe de maíz rico en fructosa. El Huffington Post cita la investigación de la University of Oxford y la University of Southern California que encontró un 20% mayor incidencia de diabetes tipo 2 en los condados donde HFCS fue utilizado durante el suministro de alimentos. En general, deberían evitarse las dietas ricas en azúcar, independientemente del tipo, para una buena salud.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por marcela carniglia