¿Qué le hace la dextrosa a tu cuerpo?

La dextrosa, también conocida como glucosa, es un hidrato de carbono y azúcar simple que juega un papel central en el suministro de energía a las células. A través de una serie de reacciones, el cuerpo descompone la dextrosa en moléculas más pequeñas, liberando energía que las células necesitan para funcionar. Tu cuerpo también convierte la dextrosa en depósitos de energía a largo plazo.

La fisiología de la glucosa

Una comida rica en carbohidratos hace que grandes cantidades de glucosa entren en la corriente sanguínea. Las células beta en el páncreas detectan este aumento de glucosa en la sangre y liberan insulina. La insulina hace transportadores específicos en tu cuerpo para importar glucosa. Al mismo tiempo, las células del hígado también toman glucosa a través de un transportador diferente. En tus células del hígado y del músculo, una enzima clave se activa y produce glucógeno. Esto se traduce en la reducción del nivel de glucosa en la sangre de tu cuerpo y el almacenamiento del exceso de glucosa en forma de glucógeno.

La importancia de la glucosa

El trifosfato de adenosina (ATP) es la molécula más importante para capturar, almacenar transitoriamente y transferir energía para realizar trabajo. Toda la síntesis de ATP en tus células resulta de la transformación química de los compuestos ricos en energía de tu dieta como la glucosa y el almidón. La glucosa o dextrosa es la principal fuente de energía en los seres humanos y la única fuente de energía para el feto y para los órganos dependientes de la glucosa, tales como la retina, eritrocitos, gónadas y cerebro.

Glucosa e insulina

La insulina, hormona responsable de bajar la glucosa en plasma; el glucagón, hormona responsable de subir el nivel de glucosa en plasma; y la epinefrina determinan el nivel de glucosa que entra y sale de tu organismo. La insulina favorece la captación de glucosa por el hígado, músculos y tejido adiposo. Además, la insulina estimula la formación de glucógeno e inhibe la formación de nueva glucosa y la degradación del glucógeno. La glucosa y la insulina también producen ácidos grasos en el hígado. Además, la glucosa aumenta la producción de proteínas y la absorción de aminoácidos por los músculos.

Consumo de dextrosa después del entrenamiento

Los culturistas y los atletas pueden usar suplementos de dextrosa para producir un pico de insulina después de los entrenamientos. Este pico de insulina induce la formación de glucógeno en las células del músculo perdido durante el entrenamiento; sin embargo, como la dextrosa también puede crear reservas de grasa cuando se consume rápidamente, siempre debes consumir suplementos de dextrosa gradualmente con una gran cantidad de agua y sodio. Además, debes hablar con un médico antes de consumir cualquier suplemento de salud, incluyendo los suplementos a base de dextrosa.

Más galerías de fotos



Escrito por allison adams | Traducido por maria del rocio canales