Cómo determinar el sexo de un bebé en el útero

Por más hermoso que pueda ser, la naturaleza no incluye una ventana abdominal para que puedas ver el sexo del bebé antes del nacimiento. Muchas técnicas y procedimientos médicos, sin embargo, proveen una mirada indirecta en el útero o la habilidad de hacer una prueba en la constitución genética del bebé en el útero para determinar no sólo el sexo sino también algunos problemas genéticos. La manera en que lo llevas, los síntomas del embarazo y otros métodos folclóricos no son maneras precisas de determinar el sexo de tu bebé.

Ultrasonido

Muchos obstetras recomiendan un ultrasonido para asegurarte de que tu bebé se está desarrollando normalmente durante el segundo trimestre de embarazo. Aunque el ultrasonido fetal puede detectar el sexo del feto alrededor de la semana 11 de embarazo, la precisión de los resultados aumenta con la edad gestacional. Los autores de un estudio presentado en la publicación de abril-junio de 2012 del "Nigerian Medical Journal" informó que la precisión en la determinación del sexo es de un 99% para los fetos de más de 17 semanas de gestación. En este punto, un técnico experimentado u otro profesional médico puede decir fácilmente si tendrás un niño o una niña -siempre y cuando tu bebé coopere y gire en la dirección correcta y no se cubra sus partes privadas.

Muestra de vellosidades coriónicas

Usualmente abreviado como CVS (por sus siglas en inglés), la muestra de vellosidades coriónicas es una manera de examinar el material genético de un feto a comienzos del embarazo. El examen CVS se hace entre las semanas 9 y 12, dependiendo de la preferencia de tu médico, explica el texto de enfermería "Maternity Nursing Care". El doctor retira células de la placenta para evaluar el sexo del bebé y también para detectar anormalidades genéticas serias. La mayoría de los médicos no realizará un CVS sólo para determinar el sexo de un feto. Hacer este examen antes de la semana 9 de embarazo puede ser riesgo de un defecto de reducción de extremidades, en el que parte de una extremidad no se desarrolla apropiadamente, advierte el texto "Fetal Medicine". El procedimiento también tiene de un 1 a 3% de riesgo de aborto, informa el autor.

Amniocentesis

Antes de que se haya aceptado la técnica del CVS para evaluar los cromosomas, los futuros padres ansiosos de saber si su niño era genéticamente normal tenían que esperar hasta las semanas 15 y 16 de embarazo para realizar una amniocentesis -y luego esperar varias semanas más para los resultados. En este procedimiento, el doctor retira una pequeña porción de líquido amniótico de la bolsa amniótica. El líquido contiene células mudadas por el feto en desarrollo. Mirando los cromosomas en un microscopio, el doctor puede identificar no sólo el sexo de tu bebé sino también la presencia de varias anormalidades genéticas. Como con otras técnicas invasivas, la amniocentesis no se realiza sólo para determinar el sexo de un feto. El procedimiento también conlleva un pequeño riesgo de aborto.

Diagnóstico genético de pre-implantación

Si vas a realizarte un procedimiento de fertilización in vitro, puedes determinar el sexo del bebé antes de que coloquen el embrión en el útero. El diagnóstico genético de pre-implantación, más conocido como PGD, escrutinia los cromosomas de una célula embrionaria en el laboratorio. Los padres que tienen desórdenes genéticos hereditarios o quienes corren riesgo de desórdenes cromosómicos como el síndrome de Down podrían preferir usar tecnología reproductiva artificial en lugar de abortar un feto anormal. La Ethics Committee of the American Society of Reproductive Medicine desalienta -pero no dice que haya que prohibirlo- el uso de PGD para propósitos que no sean médicos, como la elección de sexo, a menos que haya una razón médica para elegir un sexo sobre otro. Por ejemplo, algunas enfermedades genéticas son llevadas sólo por niños y no por niñas.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por maría marcela mennucci