Cómo determinar quienes son tus verdaderos amigos

"Mis amigos son mi patrimonio", escribió Emily Dickinson. Aunque muchas personas entran y salen de tu vida, son aquellos que se convierten en tus amigos los que a menudo definen la forma en la que mides el éxito y la felicidad como seres humanos. De acuerdo con el Dr. Jan Yager, autor de "Friendshifts: El poder de la amistad y cómo da forma a nuestras vidas", las principales pruebas de fidelidad para encontrar a tus verdaderos amigos derivan del tiempo, las circunstancias y los desafíos personales que enfrenta cada uno.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Haz una lista de las personas en tu vida a las cuales te sientas más cercano, así como también de aquellos que has conocido por más tiempo. Reflexiona sobre las circunstancias de tu primer acercamiento y si ese medio continúa siendo el punto de conexión principal. Alan Loy McGinnis, autor de "El Factor Amistad: Cómo acercarte a la gente que te importa", hace hincapié en la importancia de reservar tiempo y espacio para tus amigos. Si, por ejemplo, se conocieron en la escuela secundaria y luego se mudaron a lados opuestos del país pero todavía se hablan y se reúnen de forma regular, probablemente sea un vínculo más fuerte que aquel que tienes con alguien con quien no interactúas o socializas fuera del contexto de una oficina, iglesia o club.

  2. Evalúa las habilidades de comunicación de los amigos de tu lista. Considera si escuchan con atención, ofrecen retroalimentación y recuerdan los detalles que les hayas mencionado. Según McGinnis, generalmente esto refleja un mejor amigo que aquel que te interrumpe en repetidas ocasiones, gira todas las conversaciones en torno suyo y no puede recordar todo lo que le has dicho. Un verdadero amigo ignora las distracciones para darte el 100 por ciento de su atención y ofrece retroalimentación de una manera constructiva, sin prejuicios. Pueden estar en desacuerdo acerca de las cosas, pero nunca escalan la ira y la crítica más allá del tema que está en discusión.

  3. Considera si tus amigos son principalmente dadores o tomadores. Roger y Sally Horchow, padre e hija autores de "Amistad: 70 reglas simples para establecer conexiones significativas", explican que los verdaderos amigos están más interesados ​​en dar que en recibir. Estos son aquellos que van más allá para ayudarte, realizan favores sin preguntar y obtienen placer sólo de ver una sonrisa en tu rostro. Ellos hacen estas cosas sin esperar nada a cambio, porque su amor es incondicional. Los conocidos, mencionan los Horchows, tienden a hacer promesas de fidelidad basadas ​​en cuántos favores haces por ellos en un primer lugar.

  4. Reflexiona sobre las ocasiones en las que la gente que pensabas que eran tus amigos traicionaron tu confianza al divulgar confidencias, avergonzándote delante de los demás o realizando intencionalmente acciones que sabían que te harían daño. Yager, quien también es autor de "Cuando la Amistad Duele: Cómo lidiar con amigos que te traicionan, te abandonan, o te hieren", hace hincapié en que las relaciones tóxicas tienen un efecto negativo en tu confianza y autoestima. No importa cuánto tiempo haya durado una amistad, no hay razón para continuarla si no eres tratado con total respeto. Un verdadero amigo entiende tus vulnerabilidades y no haría nada para poner en peligro la confianza entre ustedes.

  5. Acepta que todas las amistades son un trabajo en progreso. Según Yager, la señal de una amistad sana es aquella en la que ambas partes pueden crecer y cambiar con el fin de convertirse en los mejores seres posibles. Un amigo que no busca su evolución personal como una realidad de la vida necesita de la amistad para mantenerse estático porque es el único lugar en el que sabe cómo operar. Los verdaderos amigos no recurren a este mecanismo de control porque lo que define la unión es la aceptación y aliento.

Más galerías de fotos



Escrito por christina hamlett | Traducido por eliana belen doria