Cómo determinar las necesidades de seguro de coche de los adolescentes

Tu hijo finalmente tiene la edad suficiente para ponerse al volante del vehículo. Si bien hay algunos beneficios de que tu hijo adolescente maneje, también hay algunas consideraciones importantes. De acuerdo con el Insurance Institute for Highway Safety, la tasa de accidentes por milla recorrida para los adolescentes entre 16 y 19 años es cuatro veces el riesgo para los conductores mayores. Antes de que tu hijo llegue a la carretera, es necesario determinar las necesidades de seguro de coche de tu adolescente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Decide si vas a comprar a tu hijo su propia póliza o lo vas a agregar a tu póliza actual. Espera que cualquiera de las opciones aumente tus pagos de seguro un poco, pero por lo general es más barato que lo agregues a tu póliza existente.

  2. Calcula los requisitos de cobertura de seguro de auto mínimos de tu estado. La mayoría de los estados requieren que los conductores tengan al menos la cobertura de responsabilidad civil por lesiones corporales y daños a la propiedad. Estas categorías cubren los daños a la propiedad de otra persona y las lesiones sufridas por otra persona durante un accidente automovilístico. La mayoría de las compañías de seguros de automóviles ofrecen una opción en línea para comprobar los requisitos mínimos de tu estado.

  3. Considera el tipo de coche que tu adolescente planea conducir con mayor frecuencia. El tipo y la cantidad del seguro que elijas puede depender del tipo de coche. Por ejemplo, es posible que no elijas la cobertura más alta para un coche viejo y destartalado ya que vale menos.

  4. Mira los resultados de seguridad de choque. A pesar de que un viejo coche destartalado podría costar menos al comprarlo inicialmente, un coche nuevo puede ser más barato de asegurar ya que obtiene calificaciones más altas en los resultados de seguridad de choque. Puedes comprobar estos resultados en el sitio web del Insurance Institute for Highway Safety.

  5. Revisa las listas de vehículos robados. Un vehículo que es uno de los 10 más robados podría costar más para asegurar que uno menos popular. Puedes comprobar los vehículos más robados en tu estado en el sitio web del National Insurance Crime Bureau. Los coches más nuevos no siempre son la primera opción para los ladrones. En 2011, los vehículos más robados del National Insurance Crime Bureau fueron fabricados en 2006 o antes.

  6. Considera qué otra cobertura quieres que tu hijo tenga, sobre la base de tu investigación de las pruebas de choque, el valor del vehículo y los vehículos robados. Los tipos más comunes de cobertura adicional, de acuerdo con dmv.org, son el seguro de colisión y de todo riesgo, la cobertura de los automovilistas con seguro insuficiente y no asegurados y la protección contra lesiones personales. El seguro de colisión y de todo riesgo cubre los daños al vehículo de tu hijo, la cobertura de los automovilistas con seguro insuficiente y sin seguro cubre a tu hijo si está involucrado en un accidente con alguien que no tiene ningún seguro o sólo los requisitos mínimos y la protección contra lesiones personales cubre los gastos médicos no cubiertos por la cobertura de otro conductor.

  7. Decide cuánto quieres pagar por el deducible de tu hijo, que es la cantidad que pagas de tu bolsillo cuando se produce un accidente. Un deducible más alto por lo general reduce el costo de tu seguro.

  8. Mira los programas de descuento para adolescentes ofrecidos por diferentes compañías de seguros. Muchas compañías ofrecen descuentos por buenas calificaciones, por cursos de formación de conductor formales o por ver videos especiales de conducción.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara runzel | Traducido por maría j. caballero