Cómo determinar la mesada para una adolescente

Uno de los primeros pasos para enseñarle a tu hija adolescente a ser responsable financieramente, es darle una mesada. Pagarle para que haga un trabajo en la casa le enseña que debe manejar sus responsabilidades tanto como el valor del dinero. No hay una cantidad estipulada para las adolescentes, lo que significa que tú deberás ser quién la fije de acuerdo a varios factores diferentes. Lo que le pagues depende de tus finanzas personales y su deseo de hacerse cargo de las responsabilidades.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Considera tu ingreso de dinero antes de prometerle a tu hija una cierta cantidad, aconseja Family Education. Si piensas que U$S 50 por semana es justo, pero trastocará tu presupuesto, no es una cantidad razonable que debas considerar.

  2. Discute qué es lo que la mesada de tu hija debe cubrir. Si esperas que cubra sus comidas con amigos, la gasolina para el auto, la cuenta de su teléfono celular y sus almuerzos en la escuela, le deberás dar una suma más alta que la que tendrías que darle si debiera pagar solamente sus gastos personales como compras o las cenas con sus amigos.

  3. Ten en cuenta lo que tu hija gasta en su entretenimiento personal y/o transporte así como también la cantidad promedio que los otros padres les dan a sus hijos, aconseja la American Academy of Pediatrics. Si calculas que le has dado aproximadamente U$S 250 por mes para las actividades del pasado año y esa cantidad es la que sus amigos obtienen por mes, una mesada de U$S 25 por semana no va a ser suficiente.

  4. Considera pagarle un dolar por cada año de su edad y pedirle que ella complemente su entrada con un trabajo de medio tiempo, como por ejemplo cuidando niños, aconseja la Family Education. Le puedes pagar U$S 16 por semana si tiene 16 años. Como esta cantidad de dinero no es suficiente para tu hija en la actualidad, habla con ella sobre cuidar a los niños de las familias vecinas o postularse para un trabajo de medio tiempo en su restaurante o tienda favorita.

  5. Ofrécele más dinero por hacer trabajos adicionales, aconseja la American Academy of Pediatrics. Si su mesada está basada en el hecho de que haga su cama, mantenga el baño limpio, ayude con los platos luego de la cena y doble la ropa lavada, págale una suma extra por cuidar a su hermano menor, organizar el garaje o quitar las malezas del jardín.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por adriana de marco