Cómo determinar si tu hijo adolescente podría volverse violento

La violencia en los adolescentes es una preocupación creciente para muchos padres. Con cada tiroteo que es noticia, es posible que tengas preguntas sobre el comportamiento de tu adolescente. Determinar si el comportamiento es normal o es algo que debería preocuparte puede ser confuso, pero es importante para tu tranquilidad. También puedes aliviar tu mente hablando con tu adolescente, haciéndole saber que entiendes que puede ser testigo o incluso víctima de violencia, y que siempre debería plantearte cualquier preocupación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Debes estar atento a la conducta insensible. Un adolescente que puede volverse violento suele mostrar poca consideración por los sentimientos de sus amigos, padres o mascotas.

  2. Observa qué tipos de actividades considera divertidas. Los adolescentes que se vuelven violentos suelen tener un historial de comportamiento que se caracteriza por buscar riesgos o emociones. A menudo se aburren de las rutinas y frecuentemente hacen cosas para provocar excitación o drama.

  3. Reconoce la forma en la que actúa tu adolescente cuando tú u otras personas le piden algo. Los adolescentes que suelen ser poco cooperadores y evitan cumplir las solicitudes de sus padres, profesores u otras personas son más propensos a volverse violentos.

  4. Evalúa tu situación familiar. Un adolescente que vive con factores estresantes como la pobreza o la ruptura del matrimonio de los padres tiene un mayor riesgo de volverse violento.

  5. Conoce a los amigos de tu hijo. Los adolescentes que se vuelven violentos suelen tener amigos con las mismas inclinaciones. Es posible que notes algo en el comportamiento de los amigos que no ves en tu propio hijo. También deberías considerar como una señal de advertencia si tu hijo se niega a llevar amigos para que los conozcas.

  6. Busca indicios de abuso de sustancias. Usar drogas, alcohol o tabaco pueden ser señales de advertencia que indican que tu adolescente puede volverse violento. Aunque muchos adolescentes experimentan con estas sustancias, si adviertes abuso de sustancias junto con otro comportamiento preocupante, deberías buscar ayuda profesional para tu adolescente.

  7. Debes estar atento a los cambios de comportamiento. Si tu adolescente repentinamente se vuelve demasiado irritable, impulsivo o agresivo, o frecuentemente pierde la paciencia por asuntos menores, es posible que se vuelva violento.

  8. Mantente informado de sus calificaciones. Aunque muchos adolescentes se esfuerzan bajo las crecientes exigencias de la secundaria, si notas un descenso repentino en sus calificaciones, habla de tus preocupaciones con él.

  9. Averigua lo que ocurre en el hogar. Un niño que es víctima de abuso físico o sexual tiene mayor riesgo de volverse violento. Si tu hijo es víctima de violencia, busca ayuda para él de forma inmediata.

Consejos y advertencias

  • Si existe violencia en tu hogar, incluso si no es dirigida a tu hijo, es más probable que tu adolescente se vuelva violento, según la American Medical Association.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie dube dwilson | Traducido por paulo gutierrez