Cómo determinar cuánta agua debes beber

Las directrices definen cuanta agua necesita una persona para estar sana, aunque algunos llevan estilos de vida o tienen enfermedades que requieren más agua de la usual; por lo tanto estas directrices pueden no ser aplicables para todos. Sin embargo para la mayoría de las personas el cuerpo es una máquina bien aceitada que indica cuándo se necesita más agua y no es necesario analizar demasiado la cantidad de agua que bebes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Conoce las directrices generales para ti como individuo. The Institute of Medicine establece la cantidad aproximada de agua que tradicionalmente se piensa es necesaria para los hombres y mujeres de diferentes grupos de edad y estilos de vida en litros por día. El IOM recomienda a los hombres entre 19 y 70 o más años de edad que consuman 3.7 litros de agua diariamente. Las mujeres del mismo grupo de edad solamente requieren 2.7 litros. Los adolescentes y niños pequeños por lo general necesitan menos agua. A las mujeres embarazadas se les recomienda consumir 3 litros al día, mientras que se dice que las mujeres lactantes requieren la mayor cantidad de agua con 3.8 litros al día. Por otro lado, un estudio del año 2011 de "British Medical Journal" señaló que la recomendación para beber el equivalente a 6 u 8 vasos de agua al día no ha sido confirmada por estudios. El autor indica que la recomendación es excesiva, y que la sed es el mejor indicador de una necesidad de agua.

  2. Bebe más agua de lo normal si estás haciendo ejercicio, practicando senderismo o pasando tiempo en altitudes mayores o en temperaturas cálidas, ya que estas actividades pueden ocasionar deshidratación más fácilmente. También debes beber más agua y fluidos en general cuando estás enfermo, ya que el vómito, la diarrea y la fiebre causan que elimines más agua de la que pierdes cuando tienes buena salud.

  3. Bebe agua cada vez que experimentes sed o que tengas la boca seca, ya que estos usualmente son signos de que tu cuerpo ya está deshidratado. La falta de saliva, la incapacidad de producir lágrimas y la micción infrecuente son otros signos de que probablemente deberías beber más agua. La fatiga, el letargo, la debilidad muscular, el mareo y la incapacidad de concentrarte también pueden ser síntomas de deshidratación. Si tu orina no es clara significa que no estás obteniendo una cantidad suficiente de agua.

Consejos y advertencias

  • No toda el agua que consumes proviene de un vaso de agua en sí. De acuerdo a HSPH, aproximadamente el 80% del consumo de agua de una persona proviene de las bebidas, mientras que el resto se obtiene a través de los alimentos.
  • Aunque es raro es posible beber demasiada agua, y los resultados de la intoxicación por agua pueden ser letales. Ciertas enfermedades pueden requerir un consumo de fluidos específicos, en cuyo caso debes consultar a un doctor para saber cuánta agua debes beber.

Más galerías de fotos



Escrito por alissa fleck | Traducido por juliana star