Cómo detener la tos constante debido a las alergias

En interiores o al aire libre, en temporada o todo el año, todos los tipos de alergias pueden causar tos constante potencialmente. Junto con una secreción nasal, estornudos, ojos llorosos y picazón, la tos alérgica puede ser perjudicial y molesta. La tos asociada a las alergias es a menudo causada por el goteo nasal posterior, cuando la mucosidad de la nariz sale de la parte posterior de la garganta. El asma alérgico también puede provocar tos persistente. Con este tipo de asma, los síntomas son provocados por la exposición a los alérgenos, como el polen, los ácaros del polvo y las esporas de moho.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Medicamentos prescritos
  • Artículos de limpieza
  • Purificador de aire

Instrucciones

    Pon tus alergias bajo control

  1. Programa una cita con tu médico si experimentas una tos persistente que sospechas que puede estar relacionada con las alergias. Tu médico te realizará un examen físico, te hará preguntas sobre tu historial médico y te recomendará pruebas de alergias para determinar qué sustancias están provocando la tos.

  2. Toma los medicamentos que tu médico te recete. Tu plan de tratamiento puede incluir un antihistamínico para reducir la congestión, un descongestionante para ayudar a secar el moco y, posiblemente, una prescripción o medicamento de venta libre para la tos. Si tienes asma alérgica, toma tus medicamentos para el asma según las indicaciones.

  3. Haz un seguimiento con tu médico si te recomienda la inmunoterapia, comúnmente llamada inyecciones contra la alergia. Este tratamiento disminuye tu sensibilidad a los factores desencadenantes de la alergia y, con el tiempo, puede reducir tus síntomas, como la tos persistente.

    Evita la exposición a los desencadenantes de las alergias

  1. Evita la exposición a las sustancias a las que sepas que eres alérgico-una estrategia conocida como evitar el alérgeno. Si tienes una relacionada con alergias estacionales o asma alérgica, esta es una parte importante del manejo de los síntomas de alergia.

  2. Mantente alejado de los cigarrillos y del humo de la leña, que irritan las vías respiratorias y pueden desencadenar ataques de tos. También evita la exposición a irritantes, humos fuertes, como los de los productos de limpieza, perfumes o productos químicos industriales.

  3. Evita estar al aire libre cuando haya polen y moho en cantidades grandes si tienes alergias estacionales. Aleja los alérgenos de tu casa, manteniendo las ventanas cerradas. Reducir al mínimo el tiempo al aire libre cuando la calidad del aire sea pobre y durante los períodos de alta humedad o clima muy frío también puede ayudar a reducir la tos relacionada con las alergias.

  4. Limpia tu casa a fondo para reducir los alérgenos en el hogar. Desempolva y aspira regularmente, y usa una máscara para limpiar para evitar la inhalación de los alérgenos. El uso de un purificador de aire con un aire de partículas de alta eficiencia, o filtro HEPA, también puede atrapar alérgenos y mantener el aire de tu hogar más limpio.

Consejos y advertencias

  • Si sigues teniendo tos persistente, visita a tu médico para determinar si tu plan de tratamiento requiere una revisión.
  • Si tiene problemas para respirar, mareos, aturdimiento o sibilancias, busca atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por katherine bastidas