Cómo detener la caspa

La caspa es una afección común del cuero cabelludo caracterizada por picazón y descamación de la piel, que puede ser causada por una serie de cosas que incluyen la producción de aceite de sebo, piel seca, higiene y enfermedad. Cuando se produce la caspa, hay varias maneras de detener su formación antes de que se salga de control.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Use un champú anticaspa. Hay varias marcas de champú en el mercado tanto recetadas como de venta libre que proporcionan alivio a la caspa. Estos productos utilizan ingredientes activos específicos tales como piritiona de zinc o sulfuro de selenio, para ayudar a tratar la caspa.

  2. Lávate el cabello con regularidad. El cuero cabelludo contiene glándulas sebáceas que producen un aceite llamado sebo. El sebo es utilizado por el cuerpo para retener la humedad así como proteger la piel de las infecciones bacterianas y fúngicas. Una posible causa de la caspa es la acumulación de exceso de sebo en los ejes del pelo y el cuero cabelludo, lo que atrae la suciedad y las células muertas de la piel. Lavarte el cabello ayuda a prevenir la acumulación en exceso de sebo, ayuda a eliminar las células muertas de la piel y la suciedad de los mechones del cabello.

  3. Cambia tus productos de cuidado del cabello. Una causa potencial de la caspa es la dermatitis de contacto que se caracteriza por un cuero cabelludo seco, picor y enrojecimiento, y por lo general puede ser causada por los ingredientes que incluyen esos productos. Experimentar con sustancias de diferentes ingredientes puede ayudarte a aliviar la irritación y reducir los brotes de caspa.

  4. Reduce el uso de productos para el cabello. Las cantidades excesivas de productos de peluquería pueden acumularse en tu cuero cabelludo y pelo causando caspa.

  5. Cambia tu dieta. Según la Clínica Mayo, las dietas ricas en vitaminas del grupo B (que se encuentra en alimentos como el pavo, el atún y las bananas), y el zinc (que se encuentra en las ostras, salvado de trigo y nueces), pueden proporcionar los nutrientes necesarios para ayudar a prevenir la formación de caspa .

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por jane laury