Cómo detener la ansiedad alimentaria

La comida se ha convertido en parte de la psique de las personas: la utilizan como recompensa, castigo o salud, en función de cómo se sienten al respecto, de acuerdo con un artículo publicado en "Psychology Today". Si estás experimentando ansiedad alimentaria, probablemente esté más relacionado con la forma de ver la comida que con los alimentos en sí. Aprender a lidiar con tus emociones acerca de los alimentos hará que te sea más fácil comer por salud y nutrición, sin tener que preocuparte por tus comidas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Haz una lista de las razones por las que estás sintiendo ansiedad alimentaria. Esto es clave para hacer los cambios necesarios para superar la ansiedad. Observa si estás preocupado por aumentar de peso, enfermarte o caer en viejos patrones alimenticios. Trata de identificar dónde se origina la ansiedad. Si sufriste de un trastorno alimenticio en el pasado, esto podría ser la causa. O podría venir de la presión de grupo o de una experiencia pasada.

  2. Escribe una lista de cosas que puedes hacer para lidiar con esos sentimientos. Por ejemplo, puedes llevar un diario de alimentos que te ayudará a realizar un seguimiento de las calorías y no tendrás que preocuparte por comer demasiado. Si la comida te hace sentirte mal, habla con tu médico acerca de probar una dieta de eliminación para averiguar si eres alérgico a un alimento específico, como el trigo o los productos lácteos.

  3. Aprende más sobre nutrición. Si estás preocupado por aumentar de peso, aprende cuántas calorías necesitas comer para mantener tu peso actual (ver Recursos). De esa manera puedes controlar tu consumo de calorías y no tendrás que preocuparte cada vez que te sientes a comer.

  4. Come en horarios preestablecidos. Si siempre estás comiendo sobre la marcha, podrías terminar preocupándote o pensando en comida todo el tiempo. Al planificar tus comidas puedes lidiar con la comida sólo unas pocas veces al día y luego seguir adelante con tu vida y tus otras actividades.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por gabriela nungaray