Las desventajas de ser padres jóvenes

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 2011 hubo 329.797 bebés nacidos de adolescentes entre 15 y 19 años. Mientras que ser padre en la adolescencia es ciertamente problemático en muchos sentidos, incluso los padres jóvenes que están en sus 20 años de edad se encuentran con problemas similares. Aunque la crianza de los hijos puede ser ciertamente gratificante, hay algunos inconvenientes notables al ser un padre joven.

Educación

Convertirse en un padre joven, especialmente un padre adolescente, puede limitar el nivel de educación que una persona alcanza. La Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales señala que aproximadamente el 50 por ciento de todas las madres adolescentes se gradúan de la escuela secundaria. Esto es en comparación con una tasa de graduación del 90 por ciento de las niñas que no tienen hijos. Los padres jóvenes que pueden no contar con la ayuda o con los recursos para terminar la escuela secundaria, se ven obligados a abandonarla en vez de graduarse. Esto elimina la posibilidad de que un padre joven que es un desertor de la escuela vaya a la universidad o se inscriba en algún tipo de educación superior.

Desventajas sociales

Salir con los amigos no es lo mismo con un bebé en brazos. Según la Academia Estadounidense de Pediatría, el desarrollo social de un adolescente suele incluir un círculo cada vez mayor de amigos. Convertirse en un padre joven a menudo significa que el adolescente de 20 años debe intercambiar situaciones sociales típicas por cambiar pañales. En lugar de ir a fiestas, pasan tiempo en el centro comercial con sus amigos o en vez de pasar una noche en un club de baile, ellos tienen un cambio en las responsabilidades que incluye quedarse en casa y cuidar de sus hijos. Una percepción de "perderse" de actividades sociales puede hacer sentir resentido de su situación a un padre joven .

Dinero

En 2011, USDA publicó "Gastos en los niños de las familias", que señala que los padres gastan desde US$8,760 hasta US$24.510 dólares por año en un niño, en función de su nivel de ingresos. Los padres jóvenes que aún no se han establecido profesionalmente y financieramente no pueden tener un nivel de ingresos suficientes para mantenerse al día con las necesidades de sus hijos. Esto es particularmente cierto para los padres adolescentes que no se han graduado de la escuela. Según la Oficina del Censo de los Estados Unidos, hay casi una diferencia de US$ 10,000 por año entre el ingreso medio de los que abandonan la escuela secundaria y los graduados de esta. Los padres jóvenes que no tienen la formación académica para ganar un salario anual superior pueden no tener los fondos necesarios para mantener a una familia con un niño.

El niño

No todas las desventajas de ser un padre joven afectan a mamá y papá. Según Los Centros para el control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos CDC, los hijos de madres adolescentes tienen menor éxito académico y una mayor tasa de deserción en la escuela que los niños nacidos de padres mayores. Además, señalan que las hijas de madres adolescentes tienen más probabilidades de convertirse en madres adolescentes también. Ayudar a un niño a superar los obstáculos que conducen a estas consecuencias negativas es una desventaja que los padres jóvenes pueden encontrarse. Por ejemplo, mantener a un niño interesado en la escuela puede ser difícil si el padre en realidad nunca terminó de graduarse.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por daniela laura arjones