Desventajas de la guardería

Tener a su hijo en un programa de cuidado infantil de calidad puede ser reconfortante y esencial para los padres que trabajan. Pero incluso las mejores instalaciones de cuidado infantil tienen desventajas. Por ejemplo, estás limitado por las horas del servicio de guardería y los días de fiesta en que cierra. Recoger a tu hijo tarde puede ser costoso y la proximidad del centro de trabajo o tu hogar puede ser un desafío logístico. Y hay otros problemas que deben ser considerados por todos aquellos que buscan colocar a un niño en una guardería.

Rápido esparcimiento de enfermedades

Tu hijo podría nunca podrá nunca haberse enfermado de resfriado o infección del oído en su joven vida, sino hasta la semana de entrar en la guardería y toda tu familia puede estar luchando contra la fiebre y secreción nasal, o algo peor. La edición de Pediatrics 04 2005 informó un estudio de Harvard que demostró que "las infecciones en las vías respiratorias superiores virales y las infecciones gastrointestinales son las dos enfermedades más comunes que se producen en los niños inscritos en la guardería, y que las tasas de ataque secundario dentro de las familias pueden ser de hasta el 27 por ciento de las enfermedades de las vías respiratorias y el 70 por ciento gastroenteritis ", según el informe del Children's Hospital Boston, que está afiliado a Harvard. El informe señala también el valor de lavarse las manos frecuente y minuciosamente con jabón anti-bacterial como un medio para reducir la propagación de la enfermedad en el hogar.

Reglas diferentes

Tú y tu hijo pueden haber elaborado un sistema de "tiempo fuera" o de recompensas que parece cambiar el comportamiento inapropiado por uno mejor. Pero en una habitación con una docena o más niños o pre-escolares, los maestros no pueden tener el tiempo o la oportunidad de trabajar a través de todos los problemas con todos los niños, todos los días. Por eso es vital que los padres y profesores discutan o tal vez se comprometan con las reglas y problemas de disciplina para proporcionar al niño un poco de coherencia entre la guardería y el hogar.

Influencias no sanas

Cuando es el turno de tu hijo para el día de aperitivos, podrías tratar de hacer lo correcto y llevar fruta o tal vez queso y galletas. Pero al día siguiente, otro padre podría empacar comida chatarra. Del mismo modo, las palabras que nunca se pronuncian en el hogar pueden salir de la boca de los niños debido a que las escuchan de sus "compañeros". Antes de inscribir a tu hijo en una guardería en particular, visita y trata de tener una idea si este programa en particular refleja tus valores y prioridades (o se acerca, de cualquier forma).

Culpa

Por supuesto, la mayor preocupación con la guardería es probablemente culpa. Entregar a tu hijo a otra persona, aunque sea por sólo una parte del día, puede ser preocupante para la mayoría de los padres. Es especialmente cierto cuando los investigadores determinan que la guardería puede conducir a una unión más débil entre la madre y el niño, en particular en la etapa de bebé y niño pequeño. Un estudio de 1999 de la University of North Carolina (publicado en la edición de noviembre 1999 de Developmental Psychology) ha recibido una atención considerable cuando los investigadores explicaron que los lazos entre la madre y el niño a corta edad no eran tan fuertes si el niño estaba en la guardería en lugar de estar en casa con la madre. UNC investigadores también señalaron que "el efecto es pequeño, sin embargo, y no debe causar diferencias significativas en este tipo de relaciones". Y el estudio hizo notar que las madres que han hecho esfuerzos adicionales para ser sensibles a las necesidades emocionales de sus hijos podrían ayudar a compensar el efecto de la guardería.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por verónica sánchez fang