Las desventajas de la equinácea

La equinácea es una hierba medicinal usada por primera vez por los nativos americanos para tratar infecciones. En la actualidad, se utiliza con mayor frecuencia para tratar el resfriado común. No está claro si la equinácea funciona, ya que la evidencia científica es contradictoria. La equinácea se utiliza también para tratar otras infecciones como la gripe, herpes e infecciones del oído, pero su eficacia no está comprobada. Además, puede causar efectos secundarios y plantear riesgos para la salud de ciertas personas. Habla con tu médico antes de tomar equinácea.

Efectos secundarios

Cuando se usa a corto plazo, la equinácea parece causar menos efectos secundarios, pero el uso a largo plazo no se ha estudiado adecuadamente, según MedlinePlus. Los posibles efectos secundarios incluyen fiebre, náuseas, vómitos, dolor de estómago, diarrea, estreñimiento, dolor de garganta, sequedad de boca, dolor de cabeza, entumecimiento u hormigueo en la lengua, mareos, problemas de sueño, confusión, dolor en las articulaciones y dolores musculares.

Reacciones alérgicas

La equinácea puede causar reacciones alérgicas graves, por lo que si tienes asma u otras alergias debes hablar con tu médico antes de tomarla. Las personas que son alérgicas a las plantas de la familia de las margaritas, como ambrosía, crisantemos, caléndulas o margaritas están particularmente en riesgo. Algunas personas toman la equinácea por vía tópica para el tratamiento de enfermedades de la piel como forúnculos, quemaduras o eccema, pero esto puede causar una erupción cutánea, enrojecimiento o picazón.

Precauciones

La equinácea puede estimular el sistema inmune en formas que podrían empeorar las enfermedades autoinmunes en las que el sistema inmunológico del cuerpo ataca los tejidos sanos. Si tienes una enfermedad autoinmune, como el lupus, la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide, no tome equinácea sin consultar a tu médico primero. Si tienes tuberculosis, leucemia, diabetes, enfermedades del tejido conectivo, el HIV o SIDA o la enfermedad del hígado, no tomes equinácea sin consultar primero a tu médico, ya que hay cierta preocupación de que puede empeorar tu condición, de acuerdo con el Universidad of Maryland Medical Center. Evita la equinácea si estás embarazada o amamantando, ya que su seguridad no ha sido estudiada adecuadamente.

Interacciones

La equinácea puede aumentar los efectos de la cafeína, acrecentando el riesgo de los efectos secundarios como nerviosismo, dolor de cabeza y un corazón acelerado. Debido a que puede estimular el sistema inmunológico, la equinácea puede reducir la eficacia de los medicamentos diseñados para suprimir el sistema inmunológico, como la prednisona y los corticosteroides. Otros medicamentos de esta categoría incluyen azatioprina, basiliximab, ciclosporina, daclizumab, muromonab-CD3, micofenolato, tacrolimus y sirolimus. La equinácea también puede aumentar la eficacia y el riesgo de los efectos secundarios de muchos medicamentos comunes, como las estatinas para reducir el colesterol como la lovastatina, amiodarona, metotrexato, ketoconazol, claritromicina, diltiazem, estrógeno, indinavir, triazolam, clozapina, haloperidol, olanzapina, pentazocina, propanolol, tacrina, teofilina, zileuton y otros. Habla con tu médico o farmacéutico antes de tomar equinácea si estás tomando cualquier medicamento con receta.

Más galerías de fotos



Escrito por louise lyon | Traducido por sofia loffreda